Público
Público

La Presidencia del TC se dilucida entre Sala y Aragón

El presidente del Gobierno será quien haga la propuesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La próxima elección por el Senado de cuatro nuevos miembros del Tribunal Constitucional (TC), pactada entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, conllevará un relevo en la Presidencia del alto tribunal, ya que uno de los magistrados salientes será María Emilia Casas. El mandato de la actual presidenta venció en diciembre de 2007, al igual que el de los conservadores Vicente Conde, Jorge Rodríguez Zapata y Guillermo Jiménez.

Los dos presidenciables son Pascual Sala y Manuel Aragón, según confirmaron fuentes gubernamentales. La propuesta se la reserva Zapatero y, según interlocutores próximos al jefe del Ejecutivo, su intención es respetar la costumbre de que la Presidencia recaiga en uno de los magistrados más antiguos.

Los socialistas consideran incuestionable que la Presidencia debe desempeñarla un miembro de la mayoría progresista que será de siete a cuatro tras la renovación de los cuatro magistrados que corresponde elegir al Senado y se equilibrará en siete a cinco cuando se elija a los otros cuatro que corresponde designar al Congreso.

La suma de esos criterios reduce a tres los posibles candidatos a ocupar la presidencia: los citados Aragón y Sala, más Pablo Pérez Tremps, el magistrado cuyo apartamiento de la sentencia sobre el Estatut de Catalunya logró el PP. El mandato de los tres concluye en junio de 2013, de modo que el elegido lo sería tan sólo para un periodo de dos años y medio.

Aragón es miembro del Tribunal Constitucional a propuesta del Gobierno, al igual que Pérez Tremps, y cuenta con firmes defensores dentro del Gobierno, como el ministro de Justicia, Francisco Caamaño. A pesar del rechazo que la sentencia sobre el Estatut ha provocado en Catalunya, hay quien sostiene en las filas socialistas que sin su actuación el fallo habría supuesto un mayor recorte autonómico, pero otros interlocutores del ámbito gubernamental opinan que su conflictiva actuación en el proceso de elaboración del fallo sobre el Estatut le inhabilita para ejercer la Presidencia.

Pascual Sala es miembro del TC a propuesta del Consejo General del Poder Judicial, del que fue presidente entre 1990 y 1996, coincidiendo con los últimos gobiernos de Felipe González. A diferencia de Aragón, que ha antepuesto sus criterios personales en el debate sobre el Estatut, en fuentes socialistas se destaca que Sala se ha mantenido siempre 'dentro del bloque progresista'.

Desde L' Entesa Catalana de Progrès se precisó que su abstención en la votación de los tres candidatos propuestos por PP y PSOE en la Comisión de Nombramientos del Senado nada tiene que ver con el voto en contra de CiU. Los tres partidos que integran la coalición parlamentaria PSC, ERC, ICV son los mismos que participan en el Govern de la Generalitat, cuyo presidente negociaba en ese momento con José Luis Rodríguez Zapatero la elección dentro del cupo del Congreso de Eliseo Aja, que está ahora al frente del Consejo de Garantías Estatutarias de Catalunya.