Público
Público

El presidente afgano denuncia la muerte de diez civiles en una operación de fuerzas extranjeras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente afgano, Hamid Karzai, denunció hoy la muerte de diez civiles, entre ellos ocho niños, durante una supuesta operación militar de las fuerzas extranjeras registrada ayer en el este de Afganistán.

En un comunicado, el Palacio Presidencial afgano informó de que Karzai condena el ataque, que según su gabinete tuvo lugar ayer, domingo, en la provincia oriental de Kunar.

La presidencia explicó que la operación se desarrolló en el distrito de Narang y que según la información de la que dispone causó la muerte de diez civiles, aunque no detalló si fue una ofensiva por tierra o si las tropas extranjeras bombardearon la zona.

Como es habitual en los casos en que las autoridades tienen información de civiles víctimas de acciones militares de las tropas internacionales, Karzai ha enviado una delegación gubernamental a la zona para investigar lo sucedido y determinar su alcance.

Según la agencia afgana de noticias AIP, los diputados de la Cámara Baja naturales de Kunar abandonaron el hemiciclo en protesta por la supuesta muerte de los civiles, algo que también hicieron legisladores de otras provincias.

Uno de ellos, Shahzada Shahid, que amenazó con renunciar a su acta de diputado, aseguró a AIP que, según le había dicho el jefe del distrito de Narang, las fuerzas extranjeras no efectuaron ningún bombardeo en la zona, sino que los civiles murieron a causa de disparos.

En un comunicado, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), misión militar bajo mando de la OTAN, repasó las ofensivas lanzadas durante las últimas 24 horas en varias provincias del sur y el este afgano, pero no mencionó ninguna operación en Kunar.

Desde hace más de un año Karzai, que renovó su mandato presidencial en noviembre, denuncia con asiduidad los ataques de las tropas internacionales que acaban con la vida de civiles.

Según un informe de la ONU, 1.500 civiles afganos murieron en los primeros ocho meses de 2009, un 23 por ciento de ellos en acciones militares de las fuerzas extranjeras y afganas, sobre todo en bombardeos.

El pasado 4 de septiembre, un ataque aéreo ordenado por el mando alemán en la provincia norteña de Kunduz acabó con la vida de hasta 142 personas, decenas de ellas civiles, algo que desató una agria polémica en Afganistán y en Alemania.

A la espera de que llegue el refuerzo de 30.000 efectivos anunciado por el presidente de EEUU, Barack Obama, y los 7.000 de la OTAN, en Afganistán hay destacados actualmente más de 100.000 soldados internacionales.

La OTAN dijo hoy que fuerzas afganas y de la ISAF han sido atacadas por un grupo de 60 insurgentes en el distrito de Bala Murghab, situado en la provincia occidental de Badghis, donde se hallan desplegadas tropas españolas.

La ISAF, que no especificó la nacionalidad de los soldados (una prerrogativa de los correspondientes Gobiernos), tampoco concretó si se registraron víctimas entre las filas extranjeras y afganas o en el bando insurgente, aunque dijo haber lanzado ataques aéreos en la zona.

Actualmente España tiene desplegados de forma permanente 998 militares en la misión de Afganistán, repartidos entre el Equipo de Reconstrucción Provincial de Qala e Naw, capital de Badghis, y la vecina provincia de Herat.