Público
Público

El presidente de AIG pedirá a sus directivos que devuelvan las primas

Se mostró "disgustado" ante las pagas extras, aunque justificó su validez contractual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del gigante asegurador AIG, Edward Liddy, aseguró en una intensa comparecencia ante el Congreso estadounidense, que ha pedido a sus ejecutivos la devolución de parte de los 165 millones de dólares en bonus que causaron furor e indignación en la Casa Blanca y la opinión pública, informa Isabel Piquer.

Liddy, que aguantó horas de reprimendas y recriminaciones de los miembros del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, se mostró 'disgustado' ante las pagas extras, aunque justificó su validez contractual.

'Comparto la indignación entre la gente. Esos pagos de retención son de mal gusto (...) pero cuando debes dinero a alguien tienes que pagárselo', añadió el titular de AIG, quien aclaró que él no va a recibir ese tipo de bonificaciones y recordó que se hizo cargo de la compañía hace seis meses a petición del entonces secretario del Tesoro, Henry Paulson.

'Debemos seguir operando como una empresa', afirmó Liddy antes de reconocer que 'ciertas obligaciones legales' han obligado a AIG a repartir 165 millones de euros entre los ejecutivos de su división de productos financieros, filial culpable de la caída del grupo.

Hasta 73 ejecutivos recibieron más de un millón de dólares cada uno, once de los cuales ya no trabajan para la compañía, después de que la empresa tuviera que ser rescatada en septiembre con un desembolsó nacional de 170.000 millones de dólares, lo que ha supuesto que Estados Unidos posea casi un 80% del capital de la empresa.

Uno de ellos recibió un jugoso 'bonus' de 6,4 millones de dólares, los siete mayores perceptores se hicieron con primas de más de cuatro millones, mientras que entre los diez máximos beneficiarios se repartieron 42 millones de dólares. Asimismo, 22 ejecutivos percibieron más de dos millones de dólares por cabeza.

El secretario del Tesoro, Tim Geithner, y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, acudirán la próxima semana al Congreso para declarar sobre las bonificaciones a los ejecutivos de AIG.