Publicado: 13.03.2014 12:12 |Actualizado: 13.03.2014 12:12

El presidente asturiano se recupera de una afección coronaria por la que estará de baja tres días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, se recupera tras haber sido sometido a un cateterismo en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) donde fue ingresado ayer por la tarde debido a una afección de la arteria coronaria derecha. Según informa el Gobierno regional en una nota, Fernández ingresó en el centro hospitalario tras sufrir "un episodio de molestias en el pecho" y podría recibir el alta en dos o tres días.

Atendido por el doctor César Morís, jefe del Área de Corazón, y de acuerdo al protocolo habitual para pacientes con este tipo de dolencias, se le realizó un electrocardiograma, en el que no se apreciaron alteraciones de interés, y un análisis de sangre, que mostró signos de alteración coronaria. Un cateterismo posterior reveló que el presidente sufría una afectación de la arteria coronaria derecha.

Durante la misma prueba se le colocaron dos dispositivos "stent" para dilatar el conducto arterial, lo que permitió recuperar "de forma completa la luz del vaso sanguíneo". El protocolo marca que Javier Fernández deberá estar ingresado en observación en la Unidad de Coronaria durante las próximas 24 horas y la previsión es que mañana sea trasladado a planta. Según el protocolo, recibirá el alta en las próximas 48-72 horas, añade el comunicado del Gobierno regional.

El consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Faustino Blanco, ha asegurado que el presidente del Ejecutivo autonómico "está bien" tras tener la pasada tarde un episodio de angina de pecho.

"Se está haciendo lo que habría que hacer con cualquier ciudadano", ha explicado Blanco. "Se le hizo un cateterismo para confirmar si había daño vascular o muscular en el corazón y si hubiese algo actuar. Se vio que tenía una obstrucción de la arteria coronaria derecha, se hizo una angioplastia, se pusieron dos 'stent', recuperó perfectamente y, como no hay ninguna otra lesión, está en observación en la Unidad de Coronaria y mañana, probablemente, pase a planta", ha señalado el consejero.

Faustino Blanco ha incidido en que "sin ninguna duda" el presidente del Principado podrá continuar con las actividades propias de su cargo. "Sin ninguna duda, no es un tema opinable. El presidente está bien, no tiene ninguna lesión", ha señalado, remarcando que "no hay daño muscular" y "está recuperada la arteria coronaria" y, por tanto, "podrá hacer la vida que corresponde a una persona normal". "Como se ha cogido a tiempo está muy bien", ha aseverado.