Público
Público

El presidente de BBVA pide un acuerdo nacional contra la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de BBVA, Francisco González, pidió el viernes un acuerdo nacional que permita avanzar hacia un nuevo modelo económico para superar la actual crisis económica y financiera.

"Nuestro país necesita un acuerdo nacional (...) un gran contrato económico y social para afrontar nuestros graves problemas inmediatos y avanzar hacia un nuevo modelo económico para que la economía española sea más productiva y más competitiva y más creadora de riqueza y empleo", dijo González durante su intervención en la junta general de accionistas en Bilbao.

Además resaltó que "tenemos que limitar el impacto económico y social de la crisis y poner las bases de un nuevo modelo económico que sustituya al anterior, ya agotado. Esta es una tarea de tal envergadura que ningún Gobierno, ningún partido, puede llevarla a cabo en solitario".

González manifestó que la solución de los problemas va a depender de la capacidad de todos para aparcar diferencias e intereses particulares y del esfuerzo conjunto para afrontar esta situación de "verdadera emergencia nacional".

El presidente del segundo banco español recordó que España ya ha superado en el pasado situaciones muy difíciles con el consenso y el esfuerzo colectivo, pero advirtió que "si no trabajamos todos juntos, esta crisis será larga y dolorosa, y limitará nuestra capacidad de crecimiento a futuro".

"En cambio, si todos aunamos nuestros esfuerzos, esta crisis será un paréntesis duro, sin duda, pero transitorio en la senda de crecimiento sostenido de nuestra economía en las últimas décadas", agregó.

con el sistema de dotaciones de provisiones anticíclicas - que ha contribuido a consolidar todo el riesgo en el balance.

No obstante, reconoció que si la "recesión es suficientemente dura y prolongada, que lo es, pueden emerger problemas de solvencia en algunas entidades".

El pasado 23 de febrero ya dijo que el Gobierno español debe estar preparado para intervenir de forma temporal en algunos bancos si la crisis debilita sus cuentas y pone en riesgo su solvencia.

González abogó entonces por las ayudas públicas como uno de los mecanismos que habría que utilizar en el caso de que alguna entidad entrara en problemas de solvencia, aunque dejó claro que esas ayudas deberían ser temporales y condicionadas a un plan de saneamiento.

ya probado en la crisis bancaria de los años 70 y 80 - mediante el uso del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), seguido de la vuelta al sector privado de la entidad ya saneada.

Entre los analistas se estima muy probable que la crisis actual desemboque en un proceso de consolidación en el sector de bancos y cajas en un contexto de creciente morosidad.

En este escenario, González reconoció en su intervención ante la junta que "es inevitable que la demanda del crédito caiga dado la rápida desaceleración de la actividad y del PIB" en España.

En el último trimestre de 2008 el PIB registró un descenso del 1,0 por ciento intertrimestral y del 0,7 por ciento interanual, lo que confirmó la primera recesión en 15 años.

BBVA PIDE COORDINACIÓN INTERNACIONAL

En un contexto más global, el presidente de BBVA manifestó que las medidas monetarias, fiscales y de apoyo al sector financiero puestas en marcha por las autoridades de todo el mundo se han mostrado insuficientes.

González consideró clave la coordinación internacional y la solución de los problemas de solvencia del sistema bancario global para superar la crisis.

"Esa solución sólo puede surgir desde la transparencia sobre la situación de cada entidad. Mantener en pie a una entidad irremediablemente dañada mediante ayudas públicas afecta negativamente al funcionamiento del sistema y perpetúa la desconfianza", añadió.