Público
Público

El presidente de Cuentas niega un "pulso" con Del Olmo, pero mantiene que "quien calla otorga"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Consejo de Cuentas de Castilla y León, Pedro Martín, ha negado hoy que esté "echando un pulso" a la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, a la que pide reiteradamente en sus informes que debe firmar las alegaciones de la Junta, pero ha recordado que "quien calla otorga".

Esta polémica se mantiene ya durante años y se limita a que la consejera de Hacienda considera que debe ser la Intervención General de la Junta de Castilla y León la que firme las alegaciones planteadas al Informe anual de la Cuenta General que realiza el órgano fiscalizador, mientras que el Consejo de Cuentas interpreta que debe ser la consejera o el presidente autonómico.

Martín ha recalcado que la ejecución presupuestaria y la elaboración de la Cuenta General -que sirve para detallar en qué se ha gastado efectivamente el dinero público- "no son unos números en una casilla, sino la expresión de una gestión económico-financiera de todos los departamentos de la Administración".

"Estamos abiertos a cualquier sugerencia que vaya en el camino de llegar a un acuerdo, pero en la actual situación el Consejo entiende que es la consejera o el presidente de la Junta el que tiene que hacer suyas las alegaciones" y asumir así la "responsabilidad de la Cuenta General".

En este punto, Martín ha mantenido una amplia discrepancia con el portavoz del Grupo Popular, Jesús Encabo Terry, quien ha esgrimido informes jurídicos que consideran a la Intervención General de la Junta de Castilla y León como competente para firmar las alegaciones al Informe del Consejo de Cuentas.

Por su parte, el representante del PSOE, José Francisco Martín, ha considerado que la razón por la que Del Olmo no firma las alegaciones que su departamento realiza al Informe es porque "no tiene ni voluntad política ni valentía" para "hacer suya la Cuenta General", por si acaso pudiera derivarse alguna "responsabilidad patrimonial".

"Tiene miedo a firmar la Cuenta General, pero no me extraña que no firme", ha avisado José Francisco Martín, convencido de que es "escalofriante" la diferencia existente entre la liquidación de los presupuestos que realiza la Junta y la contabilidad real que desvela el Consejo de Cuentas con sus informes anuales.

En opinión del portavoz del Grupo Mixto, José María González (IU), la forma "arbitraria y chapucera" en que la Consejería de Hacienda realiza la liquidación de sus cuentas es "voluntaria" para "intentar limitar la capacidad de fiscalización" de la oposición y también del Consejo de Cuentas.