Publicado: 14.03.2014 13:16 |Actualizado: 14.03.2014 13:16

El presidente del BBVA pide "combatir" la corrupción porque desalienta la inversión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de BBVA, Francisco González, ha hecho este viernes un llamamiento para combatir la corrupción en España y corregir los desequilibrios en el mercado laboral con el objetivo de conseguir un modelo de crecimiento económico más sostenible y justo. "La corrupción tiene un enorme coste en términos económicos, desalienta la inversión y reduce la eficiencia. Un país más íntegro es un país más competitivo", ha declarado González en la junta de accionistas en Bilbao.

Las palabras de González se producen en un momento en el que se está intentando aumentar el control de las cuentas y la transparencia de los partidos políticos en España, salpicados en los últimos años por numerosos escándalos de corrupción. Asimismo, el máximo responsable de BBVA ha pedido un fortalecimiento de las capacidades de los distintos supervisores como vigilantes independientes de la libre competencia y potenciar los medios disponibles por jueces y tribunales. "Un poder judicial fuerte e independiente es un factor de primer orden para la eficiencia económica y el crecimiento", ha señalado.

No obstante, González también ha subrayado que se está produciendo un cierto cambio de rumbo en la economía española, que recientemente ha salido de la recesión, gracias en parte, a su juicio, a la implementación de las reformas como el mercado laboral y al regreso de la inversión extranjera, si bien ha reiterado que el país no había salido aún de la crisis. En este sentido, el banquero ha apuntado como factores de riesgo para la sostenibilidad la recuperación de la economía nacional el elevado paro del 26%, el endeudamiento privado del 260% del PIB, y una deuda pública cercana al 100%, por lo que ha reclamado más reformas centradas en "racionalizar la carga fiscal, mejorar el funcionamiento del mercado laboral y ayudar a la internacionalización de las empresas".

Respecto al sector financiero, González ha vuelto a pedir que se complete la reestructuración de las cajas de ahorros para devolverlas al sector privado lo antes posible, lo que ha considerado clave para impulsar el crédito. En el ámbito europeo, ha destacado que la entidad está bien situada para superar con "buena nota" las próximas pruebas de estrés a las que se someterá el sector financiero y consideró fundamental que el Banco Central Europeo (BCE) fuera muy riguroso para reafirmar su crediblidad y facilitar el avance hacia la Unión Bancaria.

González también se ha referido a la entrada de nuevos competidores en la banca tradicional, como Google, Facebook y Amazon, a los que consideró que son "mucho más ágiles y flexibles". Además, ha advertido de que no tendrán las bases tecnológicas "obsoletas" y redes comerciales "costosas" de los bancos. "La banca convencional, la que yo llamo la vieja banca analógica, tiene que enfrentarse al cambio o afrontar un proceso acelerado de extinción", ha afirmado.

De otro lado, la Ertzaintza ha imputado a cuatro personas por una falta de desórdenes públicos por echarse pintura que salpicó a varios agentes que custodiaban el Palacio Euskalduna de Bilbao con motivo de la Junta de accionistas del BBVA, según han informado a EFE fuentes del Departamento de Seguridad.

Activistas de la Plataforma contra el BBVA son detenidos, tras arrojarse pintura roja, ante el Palacio Euskalduna de Bilbao. EFE/Alfredo Aldai

Las cuatro personas formaban parte de la Plataforma contra el BBVA, que se ha manifestado ante el Euskalduna "para denunciar la falta de escrúpulos del banco en sus prácticas financieras", ha informado la organización en un comunicado.

Los hechos han ocurrido sobre las once de la mañana, cuando han coincidido varias protestas de colectivos sociales. Uno de los imputados ha sido un hombre que ha bajado de un taxi a las puertas del palacio y se ha volcado sobre sí mismo dos botellas de pintura roja, salpicando a los agentes que se encontraban alrededor.

Esta protesta con pintura se ha repetido en los últimos años para simbolizar, según sus autores, la supuesta participación del BBVA en la financiación de la industria del armamento.