Público
Público

El presidente del BBVA pide un gran pacto en España para salir de la crisis

Francisco González argumenta que el Ejecutivo no puede hacer las cosas solo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del BBVA, Francisco González, ha planteado la necesidad de un gran pacto nacional económico y social para afrontar la 'grave situación de emergencia nacional' de su economía, al tiempo que rechazó que se mantengan en pie con ayudas públicas entidades irremediablemente dañadas'.

'La recuperación de la economía española es una tarea de tal envergadura que ningún Gobierno, ningún partido, puede llevarla a cabo en solitario, sino que exige el esfuerzo, el sacrificio y la implicación de todos', advirtió González durante su intervención en la Junta Ordinaria de Accionistas de la entidad.

González destacó, además, que si la recesión es 'dura y prolongada' pueden emerger problemas de solvencia en algunas entidades financieras españolas, que deben resolverse para lograr la recuperación económia.

España tiene las instituciones y los procedimientos adecuados para afrontar y resolver estos problemas: las normas de regulación e intervención del Banco de España, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y la vuelta al sector privado de la entidad una vez que esté ya saneada.

La crisis, insistió, implicará una reordenación 'drástica' del mapa bancario global y una 'profunda transformación' de la industria financiera, en la que sólo estarán ya las entidades más fuertes.

Así, propuso que 'a nivel global' los recursos tanto públicos como privados se destinen a 'identificar y aislar a las entidades débiles' para luego 'sanearlas y devolverlas al sector privado' en cuanto sea posible.

La crisis financiera ha supuesto un auténtico tsunami para la industria financiera global, que ha sufrido enormes pérdidas, que han hecho que 21 de los 27 mayores grupos bancarios de Europa y Estados Unidos hayan recibido en 2007 'más de 440.000 millones de euros' entre ampliaciones de capital e inyecciones de capital público, dijo González.

En el panorama financiero internacional 'sólo dos bancos no han necesitado nuevo capital' y uno de ellos es el BBVA, dijo González, que añadió que tampoco han acudido a ninguna de las medidas de apoyo al sistema financiero español puestas en marcha por el Gobierno, porque tienen la capacidad de obtener liquidez en los mercados y prefieren 'dejar esos fondos a otras entidades' que los necesiten.

Y en este contexto, presumió González, el BBVA obtuvo en 2008 unos resultados 'diferenciales' que le convertirán en el segundo banco por beneficios del mundo, pese a su menor tamaño, un gran avance puesto que en 2007 ocupaban la undécima posición.