Público
Público

El Presidente del CSIC asegura que a España le "falta un puntito para poder liderar cosas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rafael Rodrigo, ha asegurado que los científicos españoles no sólo compiten "muy bien" sino que "ya son muy atractivos" para la comunidad internacional, pero ha dicho que a España aún le "falta un puntito para poder liderar cosas".

"En algunas cosas somos líderes, en otras estamos por encima de la media, pero nos falta ese puntito, que sólo se logrará si tenemos los apoyos necesarios", ha recalcado el presidente del CSIC en una entrevista con la Agencia Efe, en la que, además, ha opinado que el sector privado "no está empujando lo que tiene que empujar".

Rodrigo, quien ha señalado que ahora "la gente sale muy preparada" de las universidades, ha explicado que España no va a ser capaz de liderar todos los asuntos relacionados con la ciencia, "ni lo pretende", pero sí debe de ser capaz de "focalizar".

"Esto es hacer política científica", según el presidente del CSIC, quien ha afirmado que "la base" para ser líderes ya está y ha sido construida a lo largo de estos años, el problema es que su evolución no ha sido continua, ya que ha habido "paradas".

Para Rodrigo, la ciencia española en la parte de investigación básica "está bien", pero hay que hacer un esfuerzo adicional en la tecnológica, y ha advertido de que no sólo es cuestión de investigación pública, sino también de investigación privada.

En este sentido, ha indicado que "no es lógico" que el CSIC, una institución pública, "sea la primera del país en patentar".

Además, ha recordado que para alcanzar el objetivo de destinar a I+D+i en 2010 el 2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) es necesaria esa participación del sector privado.

El presidente del CSIC, quien ha dicho que investigar supone crear riqueza, ha confirmado que "la ciencia tiene que atraer a los mejores".

Hay cinco disciplinas en las que España puede convertirse en líder, todas ellas son multidisciplinares: energías renovables y sostenibles; recursos hídricos; instrumentalización científica avanzada -esta es la parte más tecnológica-; el cambio global; y la sanidad, la calidad de vida y el envejecimiento.

"Podemos elegir unas cuantas líneas en dónde ser competitivos y liderarlas mundialmente", ha remachado el presidente del CSIC.

Rodrigo se ha referido también a la promoción científica, de la que ha dicho que hay que convertirla en una "carrera científica, tecnológica y de gestión", una mejora que, según la intención que existe, será incluida en la futura ley de ciencia, cuyo debate ya ha comenzado.

Ha relatado que hay países, como Alemania o Francia, que tienen ventajas respecto a España y, en este sentido, ha explicado que según sus legislaciones sólo pueden ser funcionarios de la administración los de la Unión Europea, a excepción de en la carrera científica.

Por eso, según el presidente del CSIC, la nueva ley de ciencia debe "quitar cierto tipo de ataduras" que tiene la administración respecto a la ciencia y, además, hacer una apuesta por la parte tecnológica, la innovación y la mejora de la relación entre lo público y lo privado.

Respecto al CSIC, institución que ha creado en los últimos años 40 empresas de base tecnológica, ha declarado que "ya está consiguiendo cierta autonomía que era deseable y vamos a seguir en este camino, un camino por el que tiene que andar la nueva ley".

Este matemático, quien ha opinado que los jóvenes investigadores tienen derecho a "ir a más", si bien ha dicho no compartir todas y cada una de sus reivindicaciones, ha recordado cómo ha cambiado la ciencia española estos últimos 30 años.