Público
Público

El presidente del Eurogrupo desata el pánico en las bolsas tras decir que Chipre es un ejemplo a seguir

"Es un ejemplo a seguir", dijo a propósito del rescate de Chipre Jeroen Dijsselbloem, y provocó el hundimiento de los mercados bursátiles. Posteriormente desmintió sus palabras, pero el desmentido llegó ya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando la situación parecía mínimamente controlada tras el acuerdo alcanzado la pasada madrugada sobre el rescate de Chipre, cuando ya se percibía cierta resignación, unas declaraciones del presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, a Reuters y Financial Times han desatado el pánico en los mercados. Seis palabras de Dijsselbloem bastaron para sembrar la incertidumbre en las bolsa europeas: 'Chipre es un ejemplo a seguir'. 

Tras difundirse la noticia, Dijsselbloem negó mediante su portavoz que la solución de Chipre vaya a ser un 'patrón' para futuras intervenciones en bancos con problemas, desmentido que llegó ya con los mercados cerrados. 'Es una solución única', dijo la portavoz del presidente del Eurogrupo. Posteriormente la presidencia del Eurogrupo emitió un comunicado.

'Chipre es un caso específico con retos excepcionales que requerían las medidas de participación del sector privado que acordamos', recalcó Dijsselbloem en unel comunicado comunicado. 'Los programas de ajustes macroeconómicos están hechos a medida a la situación del país en cuestión y no se usan modelos o patrones', añadió.

El también ministro holandés de Finanzas salió así al paso de la polémica generada por unas declaraciones suyas al diario 'Financial Times' y la agencia Reuters. 'Quiero subrayar que Dijsselbloem no dijo nada sobre patrones en la entrevista', señaló por su parte a Efe su portavoz. 

Aunque luego lo negó,  Dijsselbloem dijo: 'Los países de la Eurozona con grandes sectores bancarios deben mirar la reestructuración de Chipre'

Pero las declaraciones de Dijsselbloem fueron interpretadas en una sola dirección: dio a entender que podrían producirse nuevas quitas a depositantes en futuros planes de ayuda a otros países europeos. De hecho, lo que dijo es que el plan de rescate acordado para Chipre representa un nuevo modelo para resolver los problemas bancarios de la zona euro si otros países tienen que reestructurar sus sectores bancarios. Nada más decir esto, las bolsas española e italiana cayeron más de un 2,5%, aunque el cierre del IBex-35 se quedó al cierre en el 2,27%.

'Lo que hemos hecho la última noche es lo que yo llamo hacer retroceder los riesgos', dijo Dijsselbloem horas después de rubricar el acuerdo de rescate para Chipre, que supondrá la liquidación del segundo mayor banco del país y la imposición de fuertes quitas a los depósitos no garantizados. 

'Si se aprecia riesgo en un banco, nuestro primer planteamiento debería ser: 'De acuerdo, ¿qué va a hacer el banco al respecto? ¿Qué puede hacer para recapitalizarse a sí mismo? Si el banco no puede hacerlo, hablaremos de los accionistas y los bonistas, les pediremos que contribuyan a recapitalizar la entidad y, si fuera necesario, también a los depositantes no garantizados', añadió.

Además, afirmó que está dispuesto a gravar los depósitos no asegurados. 'Si el proceso de gravar los depósitos funciona, la recapitalización directa mediante el ESM [el fondo de rescate europeo] podría no necesitarse'.

'Los países de la Eurozona con grandes sectores bancarios deben mirar la reestructuración de Chipre, y reducir su tamaño', añadió el presidente del Eurogrupo para rematar la jugada.

La conmoción en los países periféricos ha sido tal, que en Italia se tuvo que suspender la cotización de los bancos. La primas de riesgo de España e Italia subieron nada más conocerse las palabras de Dijsselbloem.

La prima de riesgo española repuntó con fuerza tras las declaraciones de Dijsselbloem sobre la posibilidad de exportar a la banca europea el modelo del acuerdo con Chipre. Terminó la sesión en 363,29 puntos básicos, 15 puntos básicos por encima del cierre del pasado viernes.

El tipo de interés del bono español a diez años ha subido hasta el 4,934%, frente al 4,83% del viernes, mientras que el de su homólogo alemán se redujo desde el 1,378% al 1,327%. La negociación de la deuda española en el mercado secundario empezaba el día cayendo por debajo del nivel de 340 puntos básicos después del acuerdo alcanzado en el Eurogrupo para que la UE prestara ayuda financiera a Chipre y siguiendo la inercia alcista de los mercados asiáticos.

El riesgo país se mantuvo por debajo de 345 puntos básicos hasta mediodía, momento en el que se disparó tras las palabras de Jeroen Dijsselbloem.

En cuanto a las primas de riesgo de otros países periféricos, la italiana ha subido 14 puntos básicos y terminó en 328 puntos básicos y la de Portugal ha escalado hasta 474 puntos básicos, desde los 464 en que cerró el viernes. La de Grecia ha caído y ha pasado de 1.050 a 1.042 puntos básicos.