Público
Público

El presidente del gobernante PAN renuncia a su cargo tras el fracaso electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) de México, Germán Martínez, anunció hoy su renuncia al cargo, un día después de las elecciones legislativas federales mexicanas, donde su organización sufrió un fuerte descalabro al perder la mayoría en la Cámara de Diputados.

"Mi gestión no alcanzó el éxito esperado", dijo Martínez al reconocer la derrota del PAN en los comicios de este domingo, donde el gran vencedor fue el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El político explicó ante la prensa que convocará a una reunión del Consejo Nacional del PAN para elegir en un plazo de 30 días a su sucesor.

"Son mi responsabilidad todos y cada uno de los resultados electorales", apuntó Martínez, quien llegó a la presidencia del PAN el 8 de diciembre de 2007.

"La derrota es el momento más claro para demostrar que en Acción Nacional hay dignidad y ética de la responsabilidad y cultura de la dimisión, anuncio que hoy he tomado la decisión de renunciar a la presidencia nacional del PAN", dijo el político, uno de los hombres cercanos al presidente Calderón, con el que estuvo reunido antes de anunciar su renuncia, según medios locales.

La noche de hoy concluyó el recuento de votos de la elección legislativa federal por parte del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) con el 99,87% de las actas electorales revisadas.

Según estos datos, que son provisionales, el PRI ganó el 36,68% de los votos, que representan 12,5 millones de sufragios, el PAN el 27,98% (9,5 millones de votos) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) el 12,20% (4,1 millones).

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) obtuvo el 6,50% (2,2 millones de los sufragios), el Partido del Trabajo (PT) el 3,56% (1,2 millones), el Partido Nueva Alianza (Panal) el 3,41%, Convergencia el 2,36% (808.674) y el Partido Socialdemócrata (PSD) el 1,03% (353.261).

Los votos anulados sumaron 1,8 millones (5,39% del total de sufragios) y el abstencionismo fue del 55,32%.

Estos resultados, de acuerdo a cálculos de analistas le darían al PRI la mayoría en la Cámara de Diputados con 243 escaños de un total de 500, y dejan al PAN en el segundo lugar con 140 asientos, lo que le representaría al partido gobernante una pérdida de 66 bancas.

El PRI gobernó en México ininterrumpidamente entre 1929 y 2000, la mayor parte de esa etapa como partido hegemónico y casi totalitario.

Hace nueve años fue desbancado del poder por el PAN, que, con Vicente Fox como candidato, le arrebató la Presidencia en los comicios de 2000, triunfo refrendado en 2006 por Felipe Calderón, quien gobernará hasta 2012.

Además, los últimos datos de los institutos electorales estatales muestran que el PRI ganó en cinco de los seis estados en disputa en las elecciones del domingo.

El partido mantuvo el control en Nuevo León, Campeche y Colima y le quitó al PAN Querétaro y San Luis Potosí.

En cambio, en el norteño estado de Sonora, los resultados preliminares muestran que el PRI pierde de momento el gobierno de esa región fronteriza frente al PAN.

Estas elecciones son un prueba de fuerza y organización de los partidos políticos mexicanos de cara a los comicios presidenciales de 2012.

Los resultados oficiales de la elección federal se darán conocer el próximo domingo por el Instituto Federal Electoral (IFE).