Público
Público

Presidente del Pastor dice que el "cambio de ciclo traerá oportunidades y las aprovecharemos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Pastor está preparado para afrontar sin preocupación alguna el cambio de ciclo que se avecina, que traerá "nuevas oportunidades de negocio" este año, que la entidad "sabrá aprovechar cuando surjan", especialmente en los negocios en los que se ha enfocado últimamente, como el de pymes.

Así se expresó hoy el presidente del Pastor, José María Arias, durante la presentación de los resultados de 2007, cuando la entidad logró un beneficio neto de 202,1 millones de euros, que representó un incremento del 29,6% en comparación con el año anterior, fruto del "puro negocio bancario", ya que no obedece a plusvalías.

La entidad vendió el pasado 16 de enero el 1,141% del capital de Unión Fenosa, aproximadamente un tercio de la participación total que tenía, y logró unas plusvalías de 111 millones de euros, que contribuirán a sacar brillo a las cuentas del presente ejercicio.

El cambio de ciclo que vive la economía español "es normal" después de unos 14 años de continuo crecimiento, dijo el consejero delegado de la entidad, Jorge Gost, que añadió que, de todas formas, las perspectivas a medio plazo para España "son óptimas", por varias razones, entre ellas "la fortaleza" de nuestras entidades financieras y "el superávit de las cuentas públicas".

Asimismo, y como ya ha dejado claro en anteriores ocasiones, Arias insistió en que el Plan Delta continúa vigente, y añadió que "todos los objetivos siguen encima de la mesa", aunque algunos ya los ha logrado, como llegar a un ratio de eficiencia del 40%, un ROE -rentabilidad sobre recursos propios- del 19% o una liquidez del 70%, y otros prevé alcanzarlos en 2008, como elevar el beneficio neto a 240 millones de euros.

Una vez cumplidos casi todos los objetivos, la cúpula directiva de la entidad lleva ya unas semanas trabajando en el nuevo Plan Estratégico, que abarcará desde 2009 a 2011 y que piensan comunicar en detalle próximamente.

También tienen claro que van a conseguir crecer por encima del 20% en depósitos, algo que ya han hecho en anteriores momentos de crisis y de máxima competencia, y reafirmaron su postura de primar la calidad frente al precio, al contrario que otros bancos, más partidarios de crecer por precios, lo que es "muy fácil", en opinión de Arias.

Asimismo, tanto Arias como el consejero delegado, Jorge Gost, se mostraron de acuerdo en que la morosidad seguirá aumentando este año, aunque a un ritmo "manejable" en el caso del Pastor (está en el 0,82%), y aseguraron que incluso en el caso de que se triplicara para el conjunto del sector, todavía seguiría por debajo de la media europea.

Los "excelentes" resultados, que han superado los 200 millones de euros por primera vez en la historia del banco, y el cambio de ciclo económico que se avecina han impulsado al Pastor a adoptar una actitud de "máxima prudencia", por lo que han decidido dotar una provisión "subestándar" de unos 26 millones de euros además de la genérica, explicaron.

En cuanto al mercado de la vivienda, Gost aseguró que "no pasa por un buen momento", aunque se mostró convencido, al igual que Arias, de que existe una demanda "real, sólida y estable" de entre 400.000 y 500.000 viviendas, propiciada fundamentalmente por los inmigrantes, por el incremento de los hogares monoparentales y de los divorcios.

Los dos directivos quitaron importancia a la implicación de la entidad en la financiación de promotores inmobiliarios, con sólo el 10% de la cartera y aseguraron que "hemos evitado operaciones especulativas" y siempre hemos tenido en cuenta quién es el cliente

Preguntado por sus planes para la participación algo superior al 2% que mantienen en Unión Fenosa tras la venta el año pasado del 1%, Arias fue contundente al afirmar que "en estos momentos el Banco Pastor tiene un solo proyecto que es el Banco Pastor" y el resto de las líneas de negocio están supeditadas a esto, las decisiones las iremos tomando en su momento.

También quisieron hacer especial hincapié en la buena situación de liquidez que vive el banco, y aseguraron que afrontan el cambio de ciclo con una posición "muy cómoda", ya que disponen de unos 1.200 millones de euros en activos y que su posición en el mercado interbancario es de prestatario.