Público
Público

El presidente del Sabadell pide calma entre España y Catalunya para poder seguir haciendo negocios

Josep Oliu augura un año más de recesión y predice que el banco malo generará déficit público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Es poco conocido para el gran público, pero Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell, es uno de los banqueros más importantes de España y Catalunya. Sus declaraciones suelen tener peso en el mundo financiero y son muy tenidas en cuenta. Este martes ofreció una conferencia en Barcelona sobre la crisis. Pero al final habló también de política y de las relaciones entre España y Catalunya. En ese sentido, el banquero catalán reclamó a los políticos españoles y catalanes seguridad jurídica para poder hacer negocios. 'Deben ser capaces de establecer un marco de convivencia aceptado por todos y un estado calmado para hacer negocios'.

Ya en un plano más económico, Oliu auguró que la recesión en España se mantendrá al menos un año más, aunque en 2013 habrá expectativas 'algo más positivas'. También aventuró que el crédito volverá el día en que el país tenga la credibilidad suficiente para que los inversores puedan invertir en los bancos españoles, que será cuando se desapalanquen. 'Para 2013 no lo espero —que se recupere el crédito—, pero para 2014 quizá sí', argumentó. 'Seguiremos con la tormenta, y después de cuatro años de lluvia ya estamos muy mojados y podemos coger un resfriado', metaforizó el presidente del Sabadell sobre la evolución de la economía española en los próximos meses.

Oliu se mostró convencido de que la creación del banco malo no provocará una gran caída de los precios de los inmuebles

Oliu hizo referencia al llamado banco malo, también conocido como Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb): dijo que la nueva entidad generará déficit público cuando se tengan que capitalizar los bancos nacionalizados. 'Del déficit público no nos escapamos. El banco malo privado no provocará déficit, pero este déficit se manifestará de forma importante cuando el Estado quiera privatizar los bancos que ahora están bajo la órbita pública'. Oliu dijo que la solución es que estas entidades sigan siendo públicas durante un periodo largo de tiempo.

Oliu se mostró convencido de que la creación del banco malo no provocará una gran caída de los precios de los inmuebles, y consideró 'naif' esta afirmación.

Al ser preguntado por si Banco Sabadell invertirá en el banco malo, Oliu dijo que dependerá de la rentabilidad que ofrezca: 'Todo depende de la rentabilidad esperada. No sabemos si invertiremos en el banco malo o en uno bueno después de sacarle lo malo, depende de la tasa de rendimiento', subrayó el banquero catalán.