Público
Público

El presidente del Senado aboga por "saber pactar" para evitar un desacuerdo permanente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Senado, Javier Rojo, afirma en Menorca que "es preciso saber pactar para alcanzar acuerdos", ha defendido así la "cultura del entendimiento" porque "España no puede permanecer instalada permanentemente en el desacuerdo y la discrepancia".

Según Rojo, que intervino ayer noche en un acto organizado por el PSOE-Menorca, "la discrepancia permanente acaba generando crispación y tensiones innecesarias; es bueno discrepar, aportar propuestas, iniciativas y alternativas, pero también hay que saber pactar".

"Eso significa ceder, dialogar y alcanzar acuerdos, o sea, posiciones conjuntas, donde podamos converger y coincidir", insistió.

El presidente del Senado participó en la fiesta de Navidad de los socialistas menorquines en la que fueron homenajeados antiguos militantes y se dio la bienvenida a los nuevos.

En este acto también intervinieron el senador por Menorca, Arturo Bagur, elegido gracias a una candidatura conjunta de la izquierda menorquina; el alcalde de Mahón, Vicenç Tur; y el presidente del Consell de Menorca y secretario general de los socialistas de la Isla, Marc Pons.

Javier Rojo puso el acento en la necesidad de "escuchar más a los ciudadanos, ser conscientes de sus problemas y necesidades, saber lo que realmente interesa y preocupa" y en que las instituciones actúen "en consecuencia" ante a actual crisis económica y del empleo.

"La lucha contra el paro es la prioridad número uno -afirmó el presidente de la Cámara alta- que exige un gran esfuerzo de diálogo, concertación y pacto, no sólo de los agentes sociales, sino del Gobierno central y las comunidades autónomas".

Rojo recordó que es un problema que nos concierne a todos y todos estamos remando en la misma dirección".

Según Rojo, anfitrión de la recientemente celebrada Conferencia de Presidentes en el Senado, "España, no puede seguir instalada de forma permanente en el desencuentro político, porque después se genera una situación de incapacidad de dar respuestas".

"El Estado de las Autonomías exige de la participación de todos, lo que supone generosidad, pacto y capacidad de diálogo. Así podremos avanzar hacia el bienestar, la prosperidad y la cohesión tanto social como territorial de España", concluyó.