Público
Público

El presidente de la Fundación Cotec pide una mejora de la educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Fundación Cotec para la Innovación Tecnológica, José Ángel Sánchez Asiaín, subrayó hoy que España, Italia y Portugal deben tener como objetivo prioritario la mejora del sistema educativo para que sus sociedades avancen.

Sánchez Asiaín intervino hoy en la clausura del VI Encuentro Cotec Europa, a la que también asistieron el Rey Juan Carlos I, el presidente de la República de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, y su homólogo italiano, Giorgio Napolitano, junto a cerca de 400 empresarios procedentes de estos países.

El presidente de Cotec y ex presidente del antiguo Banco Bilbao Vizcaya destacó que un informe sobre la cultura de innovación de los jóvenes españoles presentado esta misma semana en Madrid y realizado por esta Fundación demuestra que "el esfuerzo hecho durante años para mejorar la educación no ha sido óptimo".

"Un menor desarrollo de la capacidad de innovación de un país va asociado a un menor cultivo de la inteligencia, una menor confianza en uno mismo y en la sociedad, un horizonte vital más reducido y menor interés en lo público", subrayó durante su discurso.

Sánchez Asiaín propuso abrir un debate permanente sobre la cultura de innovación de los jóvenes entre los miembros de Cotec Europa, entidad que agrupa a las fundaciones de España, Italia y Portugal para fomentar la innovación y la transferencia tecnológica.

También recordó que la acción de estos tres países a través de Cotec nació con vocación de propiciar la colaboración en innovación, tecnología y crecimiento económico y se ha cristalizado en proyectos como el de la mejora del seguimiento y la seguridad marítima en el Sur de Europa, presentado en esta reunión.

En el acto de clausura también intervino el director general de Cotec España, Juan Mulet, quien recalcó que España, Italia y Portugal deben centrarse en mejorar la competitividad de sus pequeñas y medianas empresas (pymes) y en conseguir aumentar el número de grandes compañías.

"Las pymes son menos productivas que las grandes empresas, lo que ocurre en todos los países, pero para nosotros es una desventaja mayor, ya que mientras en Alemania, Francia o el Reino Unido hay cinco grandes empresas por cada mil, en nuestros países sólo una de cada mil empresas es grande", aseguró.