Público
Público

El presidente de Irak asegura que el autor del 'zapatazo' ha pedido perdón por su "horrible acto"

Los familiares de Muntader Al Zaidi niegan veracidad al arrepentimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El periodista iraquí que llamó perro y lanzó sus zapatos al presidente estadounidense George W. Bush durante una rueda de prensa le envió una carta al primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, para pedirle disculpas, según informaciones del portavoz de este, Yasin Majeed.

El reportero, Muntader Al Zaidi, habría escrito en su carta que pide perdón por su 'horrible acto'. 'Zaidi dijo en su carta que su horrible acto no puede ser perdonado', afirmó Majeed. 'Pero, yo recuerdo que en el verano de 2005, entrevisté a su excelencia y me dijo: 'Adelante, esta es su casa'. Y así hago un llamamiento a sus sentimientos paternales para que me perdone', finaliza la misiva.

Uno de los hermanos de Zaidi mostró su escepticismo sobre el fondo de la carta. 'Esta información no es totalmente cierta. Es mentira. Es mi hermano, lo conozco muy bien, y sé que él no pediría disculpas', afirmó Udai Al Zaidi, en declaraciones a Reuters recogidas por otr/press. Además añadió que si realmente la escribió fue 'bajo presión'.

Zaidi se ha convertido en un héroe en algunos círculos del mundo árabe, pero se enfrenta a una pena de hasta 15 años de prisión, acusado de 'agresión contra un presidente'.

El periodista se encuentra en prisión desde que el pasado domingo tuviera su incidente con el presidente Bush, al que también le dijo, mientras le lanzaba los zapatos, que ese era su 'beso de despedida', al tiempo que le llamaba perro, un hecho calificado como vergonzoso por los oficiales iraquíes.

Por otro lado, un egipcio prometió la mano de su hija, de 20 años, a Zaidi, según la prensa árabe. Saad Gumaa, que es el nombre del padre, confesó su admiración por la 'hazaña' del periodista.

'La mano de mi querida hija única es lo mínimo que podría ofrecerle en señal de mi reconocimiento y de parte de todo el mundo árabe', dijo. La hija, que estudia en una universidad egipcia, aprobó la idea de su progenitor, afirmando que 'sería un honor'. 'Me gustaría vivir en Irak, y no tendría miedo al lado de un héroe así'. Gumaa se declaró dispuesto a cubrir todos los datos de la boda, y ya contactó con uno de los hermanos de Zaidi para transmitirle la oferta.