Público
Público

El presidente de la LFP dice que "podemos ir de la mano con la Federación pero debe modernizarse"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), José Luis Astiazarán, considera que sea quien sea el presidente de la Federación Española, la patronal "debe estar abierta a ir de la mano", aunque "es necesaria una modernización de las estructuras federativas" similar a la que está viviendo la UEFA.

En una entrevista con la Agencia EFE, Astiazarán aboga por solventar "con mano izquierda" el enfrentamiento con la FIFA por las elecciones a la presidencia federativa y apela a la responsabilidad de los operadores de televisión para zanjar el problema de las transmisiones y que la liga española recupere el espacio que ha perdido en la televisiones extranjeras.

- Pregunta: ¿Qué le parece la amenaza del presidente de FIFA al fútbol español por las elecciones a la presidencia de la Federación?

- Respuesta: Estamos sorprendidos, quizá porque se ha creado una polémica de algo que no tiene por qué serlo. En España la democracia está muy consolidada y en FIFA, después de 104 años, ahora se empiezan a regular las elecciones. Aquí, desde la ley del Deporte del 90, se han aprobado órdenes ministeriales idénticas conforme a la legislación española, que afectan a todas las federaciones, no sólo a fútbol. La Federación recuerda en sus estatutos que es afiliada a FIFA y a UEFA, pero bajo el amparo del ordenamiento jurídico español.

- P: Pero la amenaza está ahí...

- R: Yo veo que falta un poco de mano de izquierda y de consenso para llegar a un entendimiento. Si la FIFA defiende un proceso democrático no tiene más que dejarlo en manos de los legisladores españoles, que son los que conocen las garantías electorales, que están perfectamente cubiertas en España. Hay que dejar trabajar al Consejo Superior de Deportes que está haciendo un esfuerzo importante para defender la legalidad vigente. Hay un proceso electoral con plazos regulados igual para todas las federaciones.

El fútbol ha demostrado que es capaz de adaptarse a la realidad de cada momento y uno de los ejemplos más recientes lo tenemos en el G14. En España se puede hacer un proceso electoral cumpliendo las garantías de FIFA y del ordenamiento jurídico español.

- P: ¿El G14 necesitaba cambiar?

- R: El G14 ha hecho su papel en estos años. Ha puesto sobre la mesa los conflictos del fútbol profesional. Ha unido el interés de todos los clubes de poder tener unos retornos por la cesión de jugadores y lo ha conseguido para las fases finales. Aunque en su cuantía pueden no ser muy importantes, ya hay un reconocimiento de que los jugadores pertenecen a los clubes y hay unos riesgos que cubrir.

- P: ¿Son cambios producidos por la llegada de Platini a UEFA?

- R: Platini está siendo un presidente muy efectivo. Ha sabido conjugar los intereses de todos los miembros de la familia del fútbol, con la integración de los grandes clubes a la asociación que se acaba de crear, con las ligas, con FIFPro y está trabajando con el colectivo arbitral. Son pasos para que todos tengamos nuestras competencias y participación en todas las decisiones que toma la UEFA. La Liga española es miembro del Comité Estratégico de UEFA.

- P: ¿Haría falta un cambio parecido en el fútbol español?

- R: El fútbol es muy dinámico y vive mucho del momento. A nivel de clubes el fútbol son resultados; en Liga estamos avanzando en todos los conceptos de modernización y en la Federación creo que hace falta una modernización y adaptar las estructuras de las territoriales y toda la relación que existe en el ámbito del fútbol aficionado y el profesional. Tiene que haber un vuelco en las relaciones. Como Liga, tenemos un convenio con vigencia de tres años, pero sólo avanzaremos si vamos de la mano, si tenemos nuestras diferencias bien definidas y con cosas en común para avanzar. El ejemplo es Platini en UEFA. Se cambió una presidencia que llevaba mucho tiempo, y ha dado aire nuevo, sabia nueva y es positivo.

- P: ¿Qué hará la Liga en las elecciones de la Federación?

- R: Como Liga no tiene voto y su presidente no vota. Los 42 clubes serán los que decidan el sentido del voto de cada uno. No cesamos en el intento de poder tener un diálogo fluido con la Federación, tenemos un convenio que funciona. Tenemos una partida económica muy importante que damos a la Federación cada temporada y tras las elecciones seguiremos teniendo convenio, porque está en vigor.

- P: ¿Si Villar sigue en la presidencia será posible ese diálogo?

- R: Creo que el talante de las personas y su capacidad de diálogo es lo que mejora las relaciones institucionales, con prácticamente todos los estamentos tenemos buenas relaciones y también a nivel internacional. Sea quien sea el presidente de la Federación siempre tenemos que estar abiertos a ir de la mano porque tenemos unas reivindicaciones comunes.

Nos hemos reunido con otras ligas (como la ACB, la Asobal) para poner en común criterios que vemos necesarios regular de forma específica en el deporte profesional, como adaptar los derechos audiovisuales a las nuevas fórmulas de explotación.

- P: ¿Cómo está el conflicto de las televisiones?

- R: El conflicto 'sub judice' está en la titularidad de los derechos. Hay una operadora que tiene muchos clubes contratados y otra que también participa en esa empresa que antes gestionaba los derechos, que es AVS, y reivindica que ciertos derechos le pertenecen. El juzgado tendrá que resolver y nos adaptaremos a esa solución. La mejor sería un consenso y así se lo pedimos a los operadores. Avanzaríamos más rápido y podríamos mejorar todos los sistemas de explotación, porque tendrían a su disposición la capacidad de la Liga para organizar la competición.

El conflicto empresarial está siendo muy duro y muy largo. Nosotros seguimos poniéndonos a disposición de los operadores para lograr soluciones de consenso.

En este tiempo hemos recibido muchas presiones, reclamaciones judiciales y el apoyo de los clubes, aquí defendemos los intereses de los clubes. Esperamos que antes de que acabe la temporada los operadores lleguen a un acuerdo y trabajemos todos para que el fútbol español pueda ser visto en el exterior como lo estaba siendo.

- P: ¿Está afectando a los derechos internacionales la situación?

- R: Fuera de España ha bajado mucho la posibilidad de ver partidos de la liga española. Hemos estado en distintos países como Estados Unidos, Italia o China en los que otras ligas como la alemana está cogiendo un espacio que antes no tenía y que pertenece a la liga española y tenemos que recuperar. Ésa es una de las motivaciones que han de tener los operadores en su responsabilidad con el compromiso con este país para fomentar aquello que une y da valor al mismo que es el fútbol profesional.

- P: Así es difícil imaginar cómo será la temporada que viene...

- R: Ellos son los que tienen que intentar llegar a un arreglo. Nosotros tenemos la obligación de que haya una competición equilibrada y un partido en abierto cada jornada.

- P: ¿El partido en abierto seguirá?

- R: La Comisión Nacional de Competencia ha pedido información a clubes, Liga, Federación y operadores sobre los criterios de cada uno para un modelo de explotación más optimizable. Nosotros sólo hemos detallado los modelos que hay ahora en Italia, Alemania, Francia e Inglaterra, y en ellos no existe la obligatoriedad, aunque hay partidos en abierto. Puede haberlos en el sistema que sea, pero siempre que el valor de ese partido sea considerado. Debemos sentarnos para establecer un modelo coherente y correcto con el modelo de negocio que tienen los clubes en este momento.

- P: ¿Por qué se ha atacado tanto a la Liga en este problema?

- R: La Liga es un blanco fácil pero tiene que organizar la competición y esto no es sólo determinar horarios. Hay otros ámbitos de seguridad, traslado de aficionados o quinielas. Metemos una media de 40.000 aficionados por partido que se trasladan, salen y entran. En otras ligas los horarios se deciden el 10 de agosto, pero aquí por el interés de las propias operadoras se espera hasta diez días antes del partido para ver cuál es la clasificación, qué interés puede tener en cada momento cada equipo. Aquí parece que el horario es un mando a distancia de LaSexta, Cuatro o Telecinco. No es lo mismo un Villarreal-Valencia de este año que del pasado o un Barca-Madrid al final cuando se juegan la liga. Tenemos peticiones hasta del Gobierno para poner el partido del Madrid a las 7 porque el Bernabéu está al lado de la central electoral.

P - ¿Cómo ve el desenlace de la liga este año?

R - La diferencia de puntos no supone ninguna ventaja, te acercas, te alejas y es bueno para la competición. Está muy reñida por el título, por Europa y también por el descenso. Hay mucha igualdad del tercero por la cola hacia arriba y eso demuestra que hay un equilibrio en la competición. Estamos en el momento clave.

P - ¿Y a la selección?