Público
Público

El presidente que lideró una TVE sin publicidad

Oliart mantuvo el liderazgo de audiencia en pleno cambio de modelo

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Del consenso al enfrentamiento político. El mandato de Alberto Oliart, que tomó posesión de su cargo el 24 de noviembre de 2009 en sustitución de Luis Fernández, ha estado marcado por el consenso entre el PSOE y el PP en su nombramiento. De hecho, no obtuvo ningún voto en contra. Sin embargo, pronto tuvo que enfrentarse a los ataques de los conservadores. Entre acusaciones de manipulación en los informativos y peticiones de dimisión, Oliart ha conducido una televisión pública que dejó de emitir publicidad el 1 de enero de 2010. Este hecho se produjo por la entrada en vigor de la nueva Ley de Financiación.

Desde su nombramiento, Oliart ha dirigido una cadena líder de audiencia con emisiones de carácter deportivo y ficciones nacionales con amplio respaldo por parte de los espectadores, y con una clara apuesta por el pluralismo político. Además, durante su mandato, la dirección y los sindicatos han alcanzado un preacuerdo sobre el convenio colectivo, que está pendiente de referéndum.

01. Sin anuncios: La nueva financiación

Los espectadores que sintonizaron Televisión Española el 1 de enero de 2010 descubrieron la gran novedad de la cadena pública: ningún espacio contaba ya con publicidad. Los anuncios desaparecieron de su parrilla gracias a la aplicación de la Ley de Financiación de la Corporación.

Los telediarios de La 1 son los más seguidos desde hace 46 meses

Esta ley estipula que para financiar RTVE las cadenas privadas deben aportar el 3% de sus ingresos brutos, los operadores de televisión de pago un 1,5% y las operadoras de telecomunicaciones tienen que abonar un 0,9% de sus ingresos brutos. Además, establece que RTVE recibirá un porcentaje sobre el rendimiento de la tasa sobre reserva de dominio público radioeléctrico, más la aportación del Estado.

Sin embargo, las cuentas no han cuadrado en RTVE. El primer ejercicio de la Corporación sin publicidad se cerró con un resultado negativo de 47,1 millones de euros. La razón: los menores ingresos efectuados por los operadores de televisión y telecomunicaciones.

Esta situación podría volver a repetirse este año, puesto que Oliart apuntó recientemente que la cadena pública cerrará 2011 con un déficit de 50 millones. La razón: la previsión de que las telecos no desembolsen la cantidad que, según la pública, deben pagar.

Además, esta nueva financiación mira hacia Europa, ya que la Comisión Europea ha denunciado a España ante el Tribunal de Justicia Comunitario de Luxemburgo por la tasa impuesta a los operadores de telecomunicaciones.

02. Éxito de audiencia: Una oferta variada

El apagón analógico ha conllevado la aparición de multitud de canales y con ello la fragmentación de una audiencia que tiene demasiado donde elegir. A pesar de todo ello, sólo Telecinco logró en junio arrebatar el título de la cadena más vista a La 1, tras diez meses consecutivos de liderazgo de la cadena pública. Además, La 1 fue cadena más vista en 2010 por segundo año consecutivo, con un 16% de cuota de pantalla.

03. Objetivo del PP: Acusado de manipular

El idilio vivido entre el PSOE y el PP para el nombramiento de Oliart no duró mucho. Rápidamente, los conservadores pasaron al ataque. Así, comisión tras comisión mixta de control parlamentario de Radio Televisión Española, los portavoces del PP han acusado a los informativos de la cadena pública de 'manipulación y sectarismo' y han pedido su dimisión. Incluso el diputado del PP Ramón Moreno llegó a reconocer 'el error' de los conservadores al apoyar su nombramiento. Oliart siempre ha hecho oídos sordos a estas acusaciones, ha asegurado que sólo obedece la ley y ha defendido la libertad de los profesionales de la Corporación.

04. Pluralidad: Líderes en informativos

Las acusaciones del PP contrastan con el reconocimiento que han recibido los informativos de TVE. Así, el Telediario 2 de TVE fue reconocido como el mejor telediario del mundo en noviembre de 2009. Este premio fue concedido por Media Tenor, uno de los institutos internacionales más importantes en el mundo de la comunicación. En 2010, la edición de noche del Telediario de La 1 fue elegido por Media Tenor como el segundo mejor informativo del mundo, por detrás de Le Journal de la televisión francesa TF1.

Además de haber sido reconocidos con estos galardones, los Telediarios de La 1 cuentan con el favor del público, ya que en junio fueron los más vistos por los espectadores, después de 46 meses de liderazgo.