Público
Público

El presidente de Madagascar desafía el ultimátum de la oposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición de Madagascar dijo el sábado que ha asumido los poderes conferidos al presidente de la isla del océano Indico y anunció que celebrará elecciones en dos años, a pesar de lo cual el presidente aseguró que no va a dimitir.

Monja Roindefo, que fue nombrado primer ministro por el líder opositor Andry Rajoelina en un gobierno paralelo, hizo estas declaraciones antes de un mitin antigubernamental en la plaza central de la capital, Antananarivo.

"Declaramos que la autoridad de transición asume de ahora en adelante los poderes conferidos al presidente de la república", afirmó a los periodistas, comprometiéndose a celebrar elecciones locales, parlamentarias y presidenciales en 24 meses. .

Durante el mitin, el líder de la oposición, Andry Rajoelina, dijo ante miles de sus simpatizantes que daba cuatro horas al presidente, Marc Ravalomanana, para dimitir.

"Solo hay una petición, la marcha de Ravalomanana", dijo. "Esperaremos cuatro horas. Yo, Andry Rajoelinam, estoy preparado para llevar a cabo la entrega democrática del poder (...) Voy a (el palacio presidencial) Iavoloha para decirle adiós".

Una vez que expiraron las cuatro horas, Ravalomanana dijo que no piensa dejar el cargo y que la solución para la crisis política es el diálogo nacional.

"Sí, por supuesto que sigo siendo el presidente", afirmó a Reuters cuando salió a hablar con sus simpatizantes fuera del palacio presidencial.

Además aseguró que no piensa dimitir en las próximas 24 horas.

La crisis política sacude Madagascar desde principios de año, periodo en el que ha habido más de 135 muertos. Ravalomanana está bajo una presión creciente para dimitir, tras perder el control del Ejército y de la policía militar.

Rajoelina, que fue expulsado como alcalde de la capital, fue colocado bajo protección de la ONU tras unos intentos aparentes de arrestarle durante la represión contra la oposición.

Su comparecencia en el mitin del sábado era la primera vez que se le veía en público en más de una semana.

El Ejército está dividido desde que tropas disidentes expulsaron al antiguo jefe del Estado Mayor al día siguiente de que diera a los líderes del país un ultimátum de tres días para acabar con el enfrentamiento o afrontar la intervención militar.