Público
Público

El presidente paraguayo afronta una nueva demanda de paternidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente paraguayo y ex obispo católico, Fernando Lugo, se enfrenta a una nueva demanda de paternidad, la tercera en menos de un año, una acción que podría dañar su imagen en momentos en que aumentan las críticas hacia su gestión.

Damiana Morán, una docente de 39 años que meses atrás denunció que Lugo era el padre de su pequeño hijo, presentó una demanda ante el juzgado de la niñez de Capiatá, en la periferia de Asunción, donde la mujer reside. La mujer reclama que el niño lleve el apellido del mandatario.

"Preparamos la demanda y se presentó ayer", dijo el abogado de Morán, Rodrigo Aguilar, a la radioemisora Primero de Marzo.

"La única prueba que se está solicitando es la de ADN. No ofrecemos (en el escrito) pruebas testificales ni documentales. Sólo pruebas de laboratorio que son irrefutables", agregó.

En abril, a pocos meses de haber asumido la presidencia, Lugo reconoció ser el padre de un menor de dos años, presionado por una demanda judicial presentada por los abogados de la madre, que finalmente quedó desestimada. El menor fue concebido cuando Lugo aún era obispo de la Iglesia Católica.

Otra mujer, una humilde vendedora del este del país, presentó una demanda de paternidad contra el ex obispo para exigirle el reconocimiento de un niño de seis años. La acción judicial está todavía en curso.

Las denuncias minaron la popularidad de Lugo y la nueva demanda amenaza con afectar aún más su imagen en un momento político complicado, en que el presidente se enfrenta a críticas de la oposición por su política de seguridad y se reavivan las divisiones al interior de la alianza oficialista.

El presidente cambió el miércoles a los jefes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea tras admitir la existencia de "bolsones golpistas" que, a criterio del mandatario, serían utilizados por políticos para generar inestabilidad.

Los abogados de Lugo tienen seis días hábiles para contestar la demanda y dar inicio al litigio o reconocer la paternidad e inscribir al niño como lo hiciera en el primer caso presentado en abril.

El abogado del presidente, Marcos Fariña, dijo que aún no conocía el expediente y que en las próximas horas se comunicaría con Lugo para definir los pasos a seguir.