Público
Público

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, veta el proyecto de nuevo estatuto de las Islas Azores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, anunció hoy, en un sorpresivo discurso por televisión, que devolverá al Parlamento el proyecto del nuevo estatuto de la región de las Islas Azores, ante el que expresó "serias reservas".

Cavaco, líder histórico del Partido Social Demócrata (PSD, conservador) que "cohabita" con un primer ministro socialista, José Sócrates, alegó sobre todo el rechazo del Tribunal Constitucional y cuestiones relativas a las relaciones entre los poderes públicos y la jefatura del Estado para argumentar su veto.

El mensaje al país del presidente, anunciado con poca antelación e inesperado incluso para un portavoz del gobierno, había levantado diversas especulaciones entre los medios y los políticos lusos.

Tras la alocución, portavoces de los partidos conservadores y del comunista se mostraron comprensivos con su contenido y expresaron la voluntad de atender las observaciones presidenciales cuando el proyecto vuelva a ser revisado en la Asamblea Legislativa.

Pero los socialistas de las Azores, principales promotores del nuevo Estatuto, aseguraron que sólo apoyarán el cambio de las cuestiones consideradas inconstitucionales por el Tribunal y no otras apuntadas por el jefe de Estado.

Cavaco criticó que, según el proyecto, antes de disolver la Asamblea Legislativa Regional el Presidente de la República debería oír a ese órgano y al presidente del Gobierno Regional, lo que no establece la Constitución para disolver el Parlamento nacional.

En este último caso, el jefe de estado no tiene que oír ni a la Asamblea nacional ni al Primer Ministro, sino solamente al Consejo de Estado y a los partidos.

Cavaco también objetó que para nombrar al Representante de la República en las Regiones Autónomas deba escuchar a sus parlamentos porque expondría al jefe de Estado a quedar "en el centro de un debate".

El proyecto de estatuto, sostuvo, pone en causa la separación de poderes y las competencias de los órganos de soberanía consagrados en la Constitución, y se remitió a un dictamen que le ha enviado en ese sentido el Tribunal Constitucional.

El nuevo estatuto busca poner en práctica un "modelo avanzado de autonomía", observó el presidente, pero debe hacerlo "en armonía con la separación de poderes y las competencias" establecidas en la Constitución.

Los 147 artículos del proyecto de Estatuto Político Administrativo del archipiélago de las Azores, que es junto a Madeira una de las dos regiones portuguesas con régimen especial de autonomía, fue aprobado este año por la Asamblea Legislativa de las islas y por el Parlamento nacional.

Pero Cavaco ya había comunicado a los legisladores algunas de sus observaciones y el pasado día 4 pidió un dictamen sobre la constitucionalidad de 13 artículos, y ocho fueron considerados efectivamente inconstitucionales por el alto tribunal.

Entre ellos se encuentran cuestiones referentes a la disolución de la Asamblea Legislativa, declaración de estado de sitio o de emergencia, organización de las fuerzas de seguridad, presupuestos y diversas regulaciones y derechos.