Publicado: 16.01.2014 20:06 |Actualizado: 16.01.2014 20:06

El presidente de Renfe asegura que no conoció el informe de anomalías de Angrois hasta hace un mes

Julio Gómez-Pomar se justifica así por no haber reaccionado a la advertencia de un maquinista que alertó, en 2011, de la peligrosidad de la curva donde descarriló el Alvia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha dicho que la cúpula actual de la empresa no conoció hasta diciembre pasado el correo electrónico en el que un maquinista advertía en 2011 de la fuerte frenada que había que hacer en el tramo del accidente y ya ha iniciado una investigación interna.

En declaraciones a Efe, Gómez-Pomar ha señalado que en el momento en que la actual dirección de Renfe ha tenido conocimiento del correo, "dos años después de la emisión del mismo", ha abierto una investigación que va a dirigir el área de Seguridad en la Circulación de la empresa.

Renfe va a remitir al juez que instruye el caso, Luis Aláez, el informe que va a realizar este departamento de la compañía ferroviaria sobre el correo electrónico, ha explicado.

Asimismo, Gómez-Pomar ha señalado que, desde que comenzó la instrucción, la compañía ha aportado al juez que investiga el accidente "toda la documentación requerida y seguirá colaborando plenamente en la investigación".

El pasado 24 de julio descarriló un tren Alvia en el tramo de A Grandeira, a la altura del barrio de Angrois de Santiago de Compostela, que dejó 81 muertos y más de un centenar de heridos. La principal hipótesis del accidente es un exceso de velocidad del tren, que en ese tramo debe reducirse de 200 a 80 kilómetros por hora.

El jefe de maquinistas José Ramón Iglesias Mazeira envió el 26 de diciembre de 2011 un correo electrónico al jefe de Producción de los servicios regionales de Renfe en Galicia, José Luis Rodríguez Vilariño, que se ha incorporado a la investigación judicial, en el que advertía de la fuerte frenada que debía realizarse en ese tramo del recorrido.