Público
Público

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, toma posesión de su cargo con críticas al Gobierno central

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz (PP), ha tomado hoy posesión del cargo y ha pronunciado un discurso en el que ha denunciado la "insatisfacción de los riojanos" con el Gobierno español por alinearse con posiciones "insolidarias" con esta Comunidad.

Por quinta vez consecutiva, Sanz ha asumido la presidencia riojana en un pleno extraordinario del Parlamento celebrado en San Millán de la Cogolla.

La ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia ha asistido al acto junto a los presidentes autonómicos de Navarra, Castilla León y Galicia, Yolanda Barcina, Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo, respectivamente, y la dirigente del PP, Ana Mato.

"Con el máximo respeto, pero también con sinceridad sana", Sanz ha recalcado la que ha calificado como insatisfacción del pueblo riojano con el Gobierno central "por su inacción para garantizar los principios de libertad e igualdad" entre todos los españoles.

También por "alinearse con tesis y actuaciones insolidarias, que ahogan nuestra libertad y ponen en peligro la estabilidad del propio sistema democrático" en alusión a la posición del Ejecutivo central respecto a las vacaciones fiscales y al blindaje del Concierto Económico Vasco.

Además, el dirigente del PP Riojano ha abogado porque el Ejecutivo central desempeñe su papel "sin tintes partidistas que lastren el progreso de las distintas regiones de España".

El presidente riojano ha achacado también al Gobierno de España indefensión del sector agrario regional, ataques al vino de Rioja, incumplimientos en infraestructuras y un trato discriminatorio a esta Comunidad.

"La Rioja no está dispuesta a olvidar todo este catálogo de reivindicaciones que yo, desde la lealtad institucional y mi responsabilidad como presidente de la Comunidad de La Rioja, me comprometo a reclamar, a defender", ha dicho Sanz.

Esas reivindicaciones deben ser resueltas "de manera urgente", ha añadido Sanz, porque cumplidos los compromisos, los riojanos están "legitimados para exigir, con más firmeza que nunca, que el Estado restituya" lo que se les debe y por derecho les corresponde.

Ha aludido de forma expresa a la situación económica de las administraciones y ha asegurado que las instituciones riojanas están obligadas a reforzar la austeridad en sus actuaciones, pero no están obligadas "a pagar una deuda" que no les "corresponde" y "tampoco sería justo solicitar a las empresas y trabajadores, a las familias riojanas, un sacrificio que no puedan soportar".

Sanz, que ha agradecido con emoción el apoyo de su familia, asume su quinto mandato "con ilusión y la misma entrega que hace 16 años" y "convencido de la fe de los riojanos en la democracia, el autogobierno y la defensa de la libertad y la igualdad".

Finalmente ha reafirmado su compromiso de que el empleo sea el principal eje de su política en esta legislatura, con el objetivo de reducir el paro en La Rioja a un nueve por ciento, cinco puntos y medio menos que el actual.