Público
Público

El presidente serbio se marca el objetivo de que su país entre en la Unión Europea en 2014

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Serbia, Boris Tadic, confió hoy en que su país pueda convertirse en miembro pleno de la Unión Europea (UE) en 2014, aunque reconoció que "no va a ser fácil".

Tadic se desplazó a Estocolmo para entregar personalmente al primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, la solicitud de adhesión de Serbia a la UE, con la que el país pretende poner fin a un largo y sangriento ciclo de dictadura, guerras con sus vecinos y aislamiento internacional.

"No se puede dar la fecha por segura, pero si nos marcamos esa meta, podemos conseguirlo", dijo Tadic en rueda de prensa junto a Reinfeldt y el comisario europeo para la Ampliación, Olli Rehn.

El presidente serbio destacó el papel clave de su país para la paz y la estabilidad en la región, y su estratégica posición como encrucijada entre el oeste y el este de Europa.

"¿Por qué tiene que entrar Serbia en la UE? Porque somos el camino más corto entre la Europa Occidental y Turquía y el resto de países del sudeste" del continente, señaló.

"Desde el final de la guerra hemos trabajado por desarrollar los valores de la paz, la tolerancia y el respeto mutuo y nuestro objetivo ha sido conseguir formar parte de la Unión", ha afirmado Tadic, quien rindió homenaje al líder reformista Zoran Djindjic, que soñó con la vía europea desde el retorno de la democracia, pero cayó asesinado en 2003.

Tadic se ha referido a Kosovo, la ex provincia serbia que proclamó unilateralmente la independencia en 2008.

Serbia "no va a reconocer el estado de Kosovo", ha dejado claro, y "continuará sus esfuerzos por defender su integridad territorial y su soberanía", pero lo seguirá haciendo "por las vías diplomática y jurídica".

"No sólo tomamos en cuenta el interés de Serbia, también el de los albaneses que viven en Kosovo", ha apuntado Tadic.

Sin embargo, ha querido reiterar "la necesidad de que Serbia se convierta en el eje vertebrador de la paz y la estabilidad en la región" y su voluntad de "llegar a un compromiso sobre Kosovo".

Tanto el presidente de turno de la UE como el líder serbio han destacado la progresión en el camino de la paz y las reformas políticas y económicas de Serbia desde la caída en otoño de 2000 del régimen dictatorial del nacionalista Slobodan Milosevic.

"En estos diez años que han pasado desde la guerra, la principal misión de Serbia ha sido perseguir el camino de la adhesión a la UE", ha recordado Tadic, quien ha querido echar la vista atrás y comparar "cómo estaba Serbia hace diez años y cómo está ahora".

Ha admitido que "queda mucho por hacer", aunque el país "trabaja sin parar un minuto", y ha apuntado como objetivos "continuar con las reformas políticas y económicas y persistir en la lucha contra el crimen organizado".

Tadic se ha mostrado "seguro" de la captura de Ratko Mladic y Goran Hadzic, reclamados por la Justicia internacional por su presunta implicación en crímenes de guerra durante las últimas guerras civiles yugoslavas, proceso para el que Belgrado ha ofrecido su "plena cooperación" al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

"Estamos haciendo todo para poder detenerlos mañana mismo", ha aseverado Tadic, "y si están en territorio serbio, lo haremos, no tengan duda de que los detendremos", ha añadido.

El presidente serbio ha destacado el trabajo ya hecho en la lucha contra el crimen organizado, como la detención en nueve años de treinta y seis criminales de guerra, entre ellos el que fuera líder de los serbios de Bosnia Radovan Karadzik.

Como otro de sus baluartes, Tadic ha destacado la conexión que aporta Serbia por su situación geográfica a la UE para fines comerciales.

"Somos un intercambiador (hub) para los transportes, las telecomunicaciones y la energía", ha apuntado el presidente serbio.

Ni Reinfeldt ni el comisario Rehn se han atrevido a dar una fecha para la adhesión, sin embargo el propio Tadic ha afirmado que Belgrado se ha "propuesto como meta" ingresar en la UE en 2014, un objetivo que él mismo ha reconocido "no será fácil".

Por lo pronto, el próximo paso, que Tadic espera conseguir en 2010, es el estatuto de país candidato para Serbia, el siguiente peldaño en la escalera de la pertenencia a la UE.

Rehn ha señalado que cumplir ese plazo "dependerá de la habilidad de Serbia para cumplir con los requisitos" marcados por la UE para la adhesión.