Público
Público

El presidente sirio convoca elecciones municipales para el 12 de diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente sirio, Bachar al Asad, convocó hoy la celebración de elecciones municipales para el próximo 12 de diciembre, en medio de la cruenta represión de las protestas contra su régimen.

Al Asad emitió un decreto, difundido por la agencia oficial de noticias Sana, en el que llama a las urnas para elegir a los Consejos Locales en esa fecha.

La celebración de elecciones municipales fue anunciada en agosto pasado, cuando las autoridades aprobaron la Ley de Administración Local, que regirá esos comicios.

En un comunicado recogido por Sana, el ministro de Administración Local, Omar Ibrahim Galauanji, aseguró que esta convocatoria demuestra "la seriedad y la credibilidad de los líderes (sirios) en su compromiso de celebrar elecciones antes de finales de 2011, como se había anunciado anteriormente".

Los cambios introducidos en la ley electoral no fueron los únicos adoptados por Al Asad para intentar acallar la revuelta popular contra su régimen, que estalló a mediados del pasado marzo.

El gobernante sirio dio también luz verde a una nueva norma para abrir Siria al multipartidismo, al permitir la creación de partidos políticos, y levantó el Estado de Emergencia, vigente desde 1963.

En cuanto a las elecciones legislativas, Al Asad aseguró en una entrevista a la televisión estatal el pasado 21 de agosto, que se organizarán en febrero de 2012.

Sin embargo, estas reformas se han visto acompañadas de una dura represión por parte de las fuerzas de seguridad contra los civiles que participan en las protestas, en las que ya han muerto unas 2.700 personas, según cifras de la ONU.

Hoy, el grupo opositor Comités de Coordinación Local denunció la muerte de al menos 11 personas en distintos puntos del país, aunque la mayoría de ellos habían sido heridos o detenidos en días previos.

El activista de este grupo Hozam Ibrahim dijo a Efe que entre las víctimas hay soldados desertores y civiles, de los cuales la mayor parte fallecieron en las provincias centrales de Homs y Hama, y en la septentrional de Idleb.