Público
Público

El presidente sirio dirigirá un discurso a la nación sobre la situación del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente sirio, Bachar al Asad, dirigirá hoy un discurso a la nación sobre la situación actual del país, según informó la agencia de noticias estatal Sana.

La alocución, la segunda desde que estallaron las protestas en Siria a mediados del pasado mes de marzo, será a mediodía.

El anuncio de este discurso coincide con la intensificación de las protestas contra el régimen de Al Asad en todo el país y el éxodo de miles de refugiados a Turquía.

En su primer discurso, pronunciado ante el Parlamento el pasado 30 de marzo, Al Asad consideró que las reformas políticas no eran prioritarias y dijo que no podían estar ligadas a razones temporales o al clima de revueltas en la región.

En esa ocasión, afirmó que asuntos como la derogación del estado de emergencia, vigente desde 1963, o la formación de nuevos partidos políticos tenían menos preferencia que la preservación de la estabilidad y "la salud de los niños".

Sin embargo, ante la intensificación de las revueltas, que comenzaron de forma esporádica, el presidente puso en marcha varias medidas encaminadas a calmar la situación, aunque no lo logró.

El pasado 21 de abril, el jefe de Estado sirio aprobó la derogación de la Ley de Emergencia, la eliminación del Alto Tribunal de la Seguridad del Estado y respaldó una nueva ley que garantizaba el derecho a convocar protestas pacíficas.

Asimismo, a mediados de ese mes se anunció un nuevo gobierno con el extitular de Agricultura Adel Safar como primer ministro.

Además, el pasado 11 de mayo se creó un comité para elaborar un borrador de una nueva ley electoral para la celebración de comicios generales, mientras que a comienzos de junio se formó otra comisión de expertos para preparar una norma que regule los partidos políticos.

Las revueltas populares piden la introducción de reformas políticas y la caída del régimen, que por su parte acusa a grupos armados y a una gran conspiración internacional de estar detrás de las protestas.

Según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, 1.310 civiles y 341 militares y policías han muerto desde mediados de marzo pasado por la represión de las manifestaciones.