Público
Público

El presidente surcoreano pide que el G20 adopte acuerdos en Seúl

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, dijo hoy que los líderes del G20 deben adoptar acuerdos en la cumbre de Seúl, que se celebraráa la semana próxima, y adelantó que se concretarán planes para luchar contra la pobreza.

En una rueda de prensa especial para explicar los objetivos de la cumbre, Lee aseguró que "ahora es un momento importante para que el G20 transforme en acciones concretas los acuerdos ya alcanzados".

El mandatario surcoreano, anfitrión del encuentro, añadió que el objetivo es que la economía global encuentre un camino de crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado.

Además, Lee anunció que los líderes del G20 proyectan aprobar en su reunión de dos días en Seúl cien planes de acción para ayudar a los países en desarrollo y empobrecidos.

El mandatario surcoreano confía en que la cumbre del G20, que se reunirá por primera vez fuera de un país del G7, se consolide como foro económico tras la reunión de Pittsburg del año pasado.

Lee recordó que la reunión de los ministros de Finanzas del G20 y los gobernadores de Bancos Centrales del pasado mes en la ciudad surcoreana de Gyeongju demostró que la cumbre de Seúl puede tener éxito y lograr acuerdos.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países industrializados y emergentes, así como España en calidad de nación invitada, se reunirán los días 11 y 12 de noviembre en un complejo en la zona sur de la ciudad de Seúl.

El presidente surcoreano dijo que su Gobierno "está vigilando posibles movimientos por parte de Corea del Norte y grupos terroristas", ante una eventual provocación de Pyongyang o un ataque de Al Qaeda.

"Creo que Corea del Norte no actuará durante un encuentro que reúne a líderes mundiales y trata temas económicos", indicó Lee, que añadió que China y Estados Unidos han pedido a Pyongyang que no realice provocaciones durante la cumbre.

Asimismo, el presidente surcoreano dijo que Corea del Norte se puede beneficiar de las medidas que adopte el G20 si el país comunista se abre a reformas para abrir su mercado como las realizadas por China.