Público
Público

El presidente taiwanés destaca la cooperación y la paz ante el acuerdo con China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, resaltó hoy que la firma del histórico acuerdo de libre comercio con China muestra que es posible lograr la paz y prosperidad en los lazos entre las dos partes del estrecho de Formosa.

Ma, en un discurso ante militares isleños pronunciado poco antes de la firma, dijo que el acuerdo alcanzado en la ciudad china de Chongqing es muy importante porque "impulsa la internacionalización, institucionaliza los lazos con China y evita la marginación comercial".

"Muestra además que la paz y la prosperidad entre las dos partes no son rosas en los cielos, sino algo que podemos tocar con nuestras manos", dijo el mandatario taiwanés.

En el nuevo ambiente de acercamiento entre Taipei y Pekín, los países no tienen que elegir entre una de las dos partes sino que pueden mantener relaciones pacíficas y prósperas con cada una de ellas, dijo Ma, y esto "es una parte muy importante de la firma del acuerdo".

El llamado Acuerdo Marco de Cooperación Económica (AMCE) es "como una vitamina, pero no una panacea para curar todos los males", agregó el mandatario isleño.

Taiwán deberá impulsar la innovación, crear un ambiente positivo para las empresas locales, y los empresarios isleños deben cambiar su visión de China de "fábrica mundial" a "gran mercado", dijo Ma.

Tras la entrada en vigor del AMCE, el 1 de enero de 2011 más de 500 productos isleños entrarán en China con preferencias arancelarias y la industria financiera taiwanesa gozará de ventajas en China, apuntó el presidente.

El acuerdo atraerá unos 8.900 millones de dólares en inversiones directas extranjeras y hará que las grandes empresas tengan más interés en establecer en Taiwán sus centros de operaciones regionales, dijo el mandatario.

Ma hizo un llamado a la oposición -que rechaza el AMCE por temor a que China lo utilice para influencia la política isleña e impulsar la anexión de Taiwán- para que adopte una postura más racional y evite "las objeciones innecesarias y sin sentido".

El AMCE deberá ser refrendado por el Parlamento taiwanés, donde el gobernante Partido Kuomintang tienen mayoría absoluta, pero se espera que la oposición utilice todo tipo de tácticas para obstaculizar su aprobación.