Público
Público

El presidente de Toyota responderá en el Congreso de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Toyota Motor cedió a la presión para testificar ante legisladores de Estados Unidos y explicar la crisis de seguridad de la compañía, con lo que se convertirá en el ejecutivo japonés de mayor rango en someterse a tal tipo de interrogatorio en el Congreso norteamericano.

Akio Toyoda, nieto del fundador de Toyota, dijo el viernes que pretende brindar una "explicación sincera" de los problemas que llevaron a la retirada de millones de vehículos cuando testifique el próximo miércoles antes un panel parlamentario.

Su decisión pone fin a días de incertidumbre sobre cómo el fabricante respondería a los llamamientos a una mejor respuesta a sus problemas de seguridad. Toyoda originalmente dijo que no tenía intención de aparecer ante el Congreso por sí mismo, lo que motivó críticas tanto de los analistas de la industria como de los políticos japoneses.

"Toyota dio la impresión de que no era lo suficientemente serio sobre el asunto o que se tomaba al mercado de Estados Unidos muy a la ligera cuando dijo que el Toyoda no tenía planes inminentes de viajar a Estados Unidos", señaló Tsutomu Yamada, analista de kabu.com Securities.

El Comité de Supervisión y Reforma de Gobierno de la Cámara de Representantes invitó a Toyoda el jueves, tras un mes de la crisis de seguridad que ha mermado la reputación de la firma, afectando a sus ventas y provocado docenas de demandas de acción colectiva.

"Es bueno que haya decidido aceptar (la invitación)", dijo Seiji Maehara, ministro de Transporte de Japón. "Pero es una pena que se vacilara sobre la decisión", añadió.

El último alto ejecutivo japonés que testificó antes el Congreso de Estados Unidos fue del fabricante de neumáticos Bridgestone en 2000, tras una serie de accidentes ligados a ciertos modelos de Ford Motor, según diversos medios.

Toyoda dijo que la firma investiga las causas de la aceleración y el freno involuntarios, que han motivado la revisión de alrededor de 8,5 millones de coches en todo el mundo.

PANORAMA GENERAL

Analistas y expertos en relaciones públicas enfatizaron la necesidad de que Toyoda hablara clara y honestamente en su testimonio. Si se presenta para evadir las preguntas, podría manchar más la reputación de Toyota, señalaron.

Los ejecutivos que dan esos testimonios deberían esperar preguntas difíciles, según los expertos.

"Lo importante es que realmente respondan todas las preguntas y no las evadan o se escapen", dijo Shoichi Yoshikawa, presidente y consejero delegado de la firma de relaciones públicas Hill & Knowlton Japan.

Toyota ha llamado a revisión a más de 6 millones de vehículos en el mercado de Estados Unidos por problemas en el pedal de aceleración, ya sea por una alfombrilla suelta o por uno fallo en el ensamblado de pedal.

Hasta 34 accidentes mortales han sido atribuidos a la aceleración involuntaria de vehículos de Toyota desde 2000, según quejas registradas por autoridades de Estados Unidos.

Una revisión independiente está en curso para arreglar el software que controla a los frenos del híbrido Prius, mientras que los reguladores de seguridad estadounidenses también han iniciado una investigación preliminar por quejas con problemas de dirección en los últimos modelos Corolla.

El comité de supervisión de la Cámara dijo que también había solicitado unos documentos internos que Toyota que había luchado por mantener bajo llave en una batalla legal con un ex-empleado que dice que la automotriz oculto rutinariamente evidencias de problemas de seguridad.