Público
Público

El presidente yemení anuncia su disposición a formar un gobierno de unidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, aseguró hoy a los partidos de la oposición que está dispuesto a formar un Gobierno de unidad nacional "en las próximas horas", según la agencia oficial de noticias SABA.

Una fuente de la Presidencia citada por SABA explicó que el mandatario propuso que en este nuevo Gabinete participe la oposición pero que su partido mantenga las carteras principales, en medio de las fuertes protestas políticas que sacuden el país desde finales de enero.

Saleh hizo esta propuesta a la plataforma opositora instigadora de la revuelta contra el régimen yemení "Encuentro compartido", que agrupa a los cinco principales partidos de la oposición.

La fuente no aclaró si el presidente ha recibido una respuesta positiva de esta coalición, que incluye al partido Reforma Islámica, la principal agrupación de la oposición.

Desde que comenzaron las protestas que piden la renuncia de Saleh, el pasado 27 de enero, el presidente ha retirado en varias ocasiones su oferta de diálogo y de formación de un gobierno de unidad nacional, lo que ha sido rechazado por la oposición.

Según el canal catarí Al Yazira, Saleh dijo que incluso si la oposición no se decide a unirse a este gobierno, el presidente se pondrá en contacto con personalidades independientes.

La situación es cada vez más tensa y, ayer, el mandatario pidió a los miembros del bloque parlamentario de su partido que se unan para hacer frente a las manifestaciones masivas e insistió en "la importancia del traspaso pacífico del poder a través de las urnas".

Saleh hizo este llamamiento un día después de que un influyente líder tribal, Husein Abdalá al Ahmar, anunciara su renuncia al gobernante Partido del Congreso General Popular y pidiera a otros dirigentes que se unieran para derrocar al régimen.

Los enfrentamientos en el Yemen, surgidos al calor de las revueltas de Túnez y Egipto, han causado hasta hoy 17 muertos y centenares de heridos.

El Yemen es el país más pobre del mundo árabe. Además, el régimen de Saleh está expuesto a las acciones continuas de Al Qaeda, que tiene bases en este país, a un intento de secesión del sur y a una rebelión chií en el norte del país que actúa esporádicamente.