Público
Público

El presidente yemení dice que la verdadera guerra sólo ha comenzado hace 2 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, afirmó hoy que la verdadera guerra contra los rebeldes del noroeste del país comenzó hace dos días, y las operaciones que se han llevado a cabo en los últimos años "sólo han sido un entrenamiento".

El Ejército de Yemen se enfrenta a un grupo insurgente chií en las montañas del noroeste del país, cerca de la frontera con Arabia Saudí, en un conflicto que estalló en el 2004 pero que se agudizó a partir del 11 de agosto pasado.

"La guerra no ha comenzado hasta hace dos días", afirmó Saleh en la población costera de Shabuah, en un acto oficial con ocasión del primer embarque de gas licuado yemení destinado a la exportación.

"Los seis años pasados -agregó- han sido sólo una prueba y un entrenamiento a nuestras unidades para capacitarlas. En cuanto a la guerra que comenzó hace dos días, no la cesaremos nunca, cueste lo que cueste en mártires y dinero".

Los rebeldes, que se hacen llamar "hutíes", están liderados por Abdel Malik Eddin al Huti, hijo del fundador de este grupo insurgente, Husein al Huti, quien pereció en el primer brote rebelde del 2004.

Los insurgentes están siendo acosadas tanto por el Ejército yemení como por las Fuerzas Armadas de Arabia Saudí, en el otro lado de la frontera, en unos combates que se mantenían hoy, según informes de los medios de comunicación de los dos países.

Los "hutíes" han denunciado varias incursiones aéreas saudíes en el espacio aéreo yemení para atacar sus posiciones en la provincia de Saada, algo que han negado las autoridades yemeníes.

En sus declaraciones, el presidente Saleh negó cualquier vía de reconciliación con los rebeldes, y afirmó que la guerra "sólo cesará cuando queden fragmentados los rebeldes y traidores de la provincia de Saada".

Saleh, en declaraciones previas, aseguró que los insurgentes reciben apoyo de sectores iraníes y del clérigo radical iraquí Muqtada al Sadr, aunque no ha explicado en qué se basan esas acusaciones.