Público
Público

Los presidentes autonómicos apelan al sacrificio para salir de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los presidentes autonómicos han hecho un llamamiento a la unidad para salir de la crisis, que sólo se superará con el sacrificio de todos, pero han reconocido que el año que hoy empieza también será duro.

La crisis y el objetivo de crear empleo ha sido el denominador común de los discursos institucionales que con motivo del fin de año y el inicio del año 2012 han pronunciado los máximos responsables autonómicos, aunque algunos lo hicieron en Navidad.

También el fin de la violencia de ETA ha estado presente en los discursos, como en el del lehendakari, Patxi López.

Una vez cumplido su "gran sueño", la "gran tarea colectiva" a la que se enfrenta el País Vasco, ha dicho, es afianzar la paz, "reparar el daño, arropar a las víctimas y a asentar valores" para construir una Euskadi "entre todos y no unos contra otros".

Pero López también se ha referido a la crisis y ha apelado al esfuerzo de todos para superarla, a la vez que ha anunciado medidas para la primera parte del año, encaminadas a la creación de empleo.

Si los ciudadanos no desfallecen ni claudican, Cataluña "superará la prueba" y vencerá las dificultades de la crisis, ha asegurado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, esperanzado porque "la niebla se irá haciendo más fina, se abrirán grietas y claros" y se verá finalmente "el perfil del horizonte".

Mas ha aprovechado para pedir "coraje" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y reclamarle "respeto" hacia la identidad de Cataluña.

A "dejarse la piel" se ha comprometido el presidente andaluz, José Antonio Griñán, para crear empleo y riqueza y para que la crisis no "arrase" con los derechos sociales logrados en treinta años de democracia.

"Hay un horizonte limpio para Galicia si caminamos juntos. Hagámoslo". Con estas palabras ha emplazado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a los ciudadanos para que "mancomunen" esfuerzos ante el objetivo de poner fin a la situación económica actual.

Con el sacrificio de todos, según la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, se saldrá de la crisis en una región donde se vislumbran ya "síntomas" de recuperación "débiles" aunque "esperanzadores".

Desde el municipio herreño de La Restinga, el jefe del Ejecutivo canario, Paulino Rivero, ha demandado a Rajoy que Canarias sea un asunto de Estado porque ha llegado la hora de los hechos y del compromiso con las islas, a cuya economía le cuesta más reducir los índices de paro.

Los navarros no tienen motivos para "temer al futuro" y sí muchas razones para "conquistarlo" sin perder sus raíces, según su presidenta, Yolanda Barcina, para quien nadie debe quedarse al margen de los necesarios sacrificios para acabar con la crisis.

Unos sacrificios "indispensables" para devolver a Aragón su pujanza social y económica, ha señalado la presidenta regional, Luisa Fernanda Rudi.

El jefe del Ejecutivo balear, José Antonio Bauzá, ha animado a sus conciudadanos a buscar la "excelencia" para contribuir a paliar la crisis y a hacerlo desde la unidad.

"Vamos a salir de la crisis más fuertes que nunca" y "seremos una región de primera velocidad", ha afirmado, por su parte, la presidenta castellanomanchega, María Dolores de Cospedal.

La unidad es para el presidente extremeño, José Antonio Monago, la mejor garantía para que la recuperación económica y la generación de empleo se hagan realidad, pero es necesario acostumbrarse a "hacer más con menos".

Desde Cantabria, su presidente, Ignacio Diego, ha subrayado la "imperiosa necesidad de renovar la economía y la mentalidad" como claves para salvar la crisis, a las que el riojano Pedro Sanz ha sumado la cultura de la austeridad, el trabajo y el esfuerzo colectivo de todos.

El presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, ha instado a los ciudadanos a afrontar la crisis con "entereza, esperanza, generosidad y altura de miras" para volver a la senda del crecimiento, en tanto que el asturiano, Francisco Álvarez Cascos, ha pedido a sus paisanos que lo hagan con un ánimo en el que no quepa la resignación, la complacencia y el fatalismo.

Los pescadores, los españoles secuestrados y, sobre todo, los parados han estado en el recuerdo de los presidentes.

Sólo el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, no ha pronunciado en esta ocasión el tradicional mensaje navideño, mientras que el de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, lo hará esta noche y anunciará más medidas de austeridad.