Público
Público

Presión para penalizar los bonus en Europa

Sarkozy y Brown proponen un impuesto extraordinario a la banca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para Gordon Brown y Nicolas Sarkozy, no es aceptable que en el peor año de la peor crisis económica en décadas unos bancos subsidiados por dinero público se hayan permitido recompensar a sus directivos con escandalosas primas o bonus. En forma de carta conjunta, los primeros ministros británico y francés lanzaron ayer por la mañana su particular cruzada contra las primas que, por la tarde, en la cumbre de jefes de Gobierno de la UE, intentaron convertir en europea.

La idea lleva el sello del proyecto de presupuestos británico, que obligará a los bonus de más de 25.000 libras (27.600 euros) a pagar un impuesto del 50%. Francia podría, según diversas fuentes, calcar los criterios de Brown, rechazados por los banqueros y considerados publicitarios por quienes consideran insuficiente que la medida sólo afecte a 20.000 personas.

'Un impuesto extraordinario es una prioridad debido al hecho de que los bonus de 2009 han sido posibles en parte gracias al apoyo de los Gobiernos al sistema bancario', aseguraron conjuntamente Brown y Sarkozy. Sólo en el Reino Unido, el Royal Bank of Scotland, controlado en su mayoría por el Gobierno, podría recompensar a sus directivos con más de 1.600 millones de euros en bonus.

La idea 'tiene encanto y podría producir un efecto ejemplarizante', aseguró la canciller alemana, Angela Merkel. De hecho, grandes bancos alemanes acordaron cumplir las recomendaciones del G-20 este año en vez de en 2010, informa Reuters. El presidente del Eurogrupo y primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, junto al holandés, Jan Peter Balkenende también se mostraron favorables a la idea que, según Brown y Sarkozy, contribuirá a lograr 'de manera urgente un nuevo pacto entre los bancos y la sociedad a la que sirven'.

Fuentes del Gobierno español destacan que la medida británica podría ser temporal

Fuentes del Gobierno español destacan que la medida británica podría tener un carácter temporal, ya que se refiere a los bonus de 2009. El anteproyecto de Ley de Economía Sostenible prevé una fiscalidad más estricta para estas rentas, a través del IRPF: se elimina, para los ingresos superiores a los 600.000 euros generados en más de dos años, la reducción del 40% que actualmente disfrutan y que les permite tributar menos. Con todo, esta medida no entrará en vigor previsiblemente hasta 2011, por lo que dejaría fuera a las primas de 2009 y, muy probablemente, las de 2010.

El primer ministro sueco y presidente de turno de la UE, Friedrik Reinfeldt, aseguró estar estudiando la propuesta de Brown y Sarkozy. Al cierre de esta edición, las fuentes consultadas se mostraban escépticas sobre un acuerdo europeo para generalizar el impuesto británico, pero confirmaron la buena disposición de los 27 a acotar las primas de los directivos. 'Mientras los beneficios del éxito son recogidos por unos cuantos, una mayoría corre con los costes deuna caída: por eso debemos hacer algo', aseguró Brown.

Por otro lado, el banco estadounidense Goldman Sachs dio ayer un giro en sus retribuciones: eliminará el pago de bonus en metálico a su cúpula directiva, que lo recibirá en acciones y no podrá venderlas en cinco años.

Los líderes europeos dieron ayer luz verde a una profunda reforma del sistema de supervisión financiera negociada con numerosas dificultades en el último año. La UE contará desde 2010 con un Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos, que coordine a los 27 en caso de que la caída de una gran entidad financiera ponga en peligro a todo el sistema. El objetivo es evitar un nuevo ‘caso Lehman Brothers’, que puso en jaque al sistema financiero internacional. Además, la UE se dotará de tres autoridades para mediar entre países en materia de seguros, bolsa y banca, y que unificarán las actuaciones públicas en el sector privado.