Público
Público

Los presos por violencia de género aumentan un 40% en seis meses

Un 12% de la población reclusa ha cometido algún delito relacionado con el maltrato a mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las estadísticas de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias no dejan lugar a dudas: cada vez hay más presos en las cárceles españolas y, además, cada vez un mayor número de ellos ingresan por la comisión de algún delito de violencia de género. Sólo en los seis primeros meses de 2009, el número de estos reclusos se incrementó un 39,4%. De los 2.615 que había a finales de 2008 se pasó a 3.645 al término de junio de este año, según los datos que maneja el departamento de Mercedes Gallizo.

El aumento de este tipo de internos ha sido prácticamente exponencial a lo largo de los seis primeros meses del año, pero tuvo una especial incidencia en mayo. Así, el primer día de ese mes había en las prisiones españolas 2.911 presos cuyo principal delito era el maltrato familiar. Sólo 29 días después eran ya 3.502. Es decir, 20 personas ingresaron cada día durante mayo en las cárceles españolas acusadas de maltratar a sus parejas.

Estas cifras se incrementan considerablemente si, a los presos por maltrato familiar, se suman aquellos que, aunque recluidos por otro tipo de delitos más graves, también han protagonizado algún tipo de violencia de género como amenazas o lesiones. Así, de los 66.068 presos que actualmente dependen de las prisiones del Ministerio del Interior (los centros penitenciarios de Catalunya son competencia del Gobierno de la Generalitat y sus datos no se contabilizan en esta estadística), 8.190 cumplen condena o están preventivos con alguna infracción de violencia machista en su historial.

Las cifras son aún más llamativas si se comparan con las de hace sólo seis meses. A finales de 2008, el número de reclusos en las cárceles españolas se elevaba a 63.430, de los cuales 6.790 tenían alguna causa por maltrato familiar. Entonces, estos representaban el 10,7% de la población reclusas. Ahora, ya suponen el 12,4%, fruto de un crecimiento de este tipo de presos cercano al 21% en sólo medio año.

En Catalunya, las estadísticas no son tan detalladas y sólo recogen que a 31 de diciembre de 2008 había 447 reclusos por delitos relacionados con la violencia de género de un total de 10.051, lo que supone un 4,4%, informa Albert Martin Vidal. Esta cifra implica, de hecho, un estancamiento en el crecimiento de reclusos por este delito, tras haberse duplicado en 2006, crecer un 10% en 2007 y un 14% en 2008. Sin embargo, estas estadísticas de los servicios penitenciarios catalanes no reflejan los casos en que el maltrato ha sido un delito secundario.

El dato del incremento del número de reclusos por maltrato contrasta con los reflejados en un reciente estudio de la Fundación SURT sobre la violencia de género sufrido, precisamente, por las reclusas y que fue adelantado por Público el pasado mes de marzo.

Según el informe, un 80% de las presas ha sufrido alguna vez en su vida episodios de violencia de género. En el conjunto de la sociedad española, este porcentaje se reduce al 12%. El estudio reflejaba también que el 93% de las agresiones sufridas por las ahora reclusas se habían producido en el hogar y que el 33% reconoció que eran golpeadas con 'frecuencia'.