Publicado: 14.08.2015 16:55 |Actualizado: 14.08.2015 19:42

Morate se declara inocente y dice temer por su vida si se le extradita 

La Justicia de Rumanía ha dictado prisión preventiva durante 15 días para Sergio Morate, a la espera de la llegada de una solicitud formal de extradición de España.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
Sergio Morate, principal sospechoso del asesinato de las jóvenes de Cuenca, se ha declarado inocente ante la Justicia de Rumania.- EFE

Sergio Morate, principal sospechoso del asesinato de las jóvenes de Cuenca, se ha declarado inocente ante la Justicia de Rumania.- EFE

BUCAREST.- Sergio Morate, el principal sospechoso de la muerte de las dos jóvenes de Cuenca, se declaró hoy inocente ante un tribunal de Rumanía, que ha dictado su prisión preventiva durante 15 días, a la espera de la llegada de una solicitud formal de extradición de España.

La letrada Claudia Candea explicó a Efe desde Timisoara (oeste de Rumanía) por teléfono que su cliente "considera que no es culpable de los hechos". La abogada aclaró que el tribunal aceptó la solicitud por parte de la Fiscalía del arresto provisional debido a que aún no ha llegado formalmente la petición de entrega a las autoridades españolas.



El juez, que ha fijado una nueva audiencia para el próximo 28 de agosto, esperará la petición procedente de España para decidir sobre la posible extradición de Morate. En caso de llegar esa solicitud antes del día 28 de agosto, la decisión se tomaría también antes.

La Fiscalía rumana justificó hoy el arresto provisional de Morate con el propósito de garantizar la seguridad del sospechoso, que dijo que no desea volver a España porque teme por su vida. El sospechoso de la muerte de las dos jóvenes ya ha ingresado en el Centro de Detención y Arresto Preventivo de Timisoara, indicó a Efe la policía rumana.

"Ahora sigue el proceso de entrega a las autoridades españolas", añadió la misma fuente.

Morate será entregado pronto

Sergio Morate será trasladado a España en un plazo corto de tiempo, ya que su arresto se ha producido en el marco de una orden europea de detención (euro orden), que establece un procedimiento muy ágil para la entrega entre países de la UE.

Según fuentes jurídicas, una vez que Morate ha comparecido hoy ante un juez rumano, negando en este caso ser autor del asesinato, se pone en marcha este mecanismo de cooperación entre países europeos, que funciona desde 2002 y ha supuesto un acortamiento de plazos en comparación con el procedimiento de extradición.

En este proceso de entrega de detenidos, a diferencia del de extradición, no es necesario que el gobierno del país solicitante reclame formalmente su traslado enviando toda la documentación sobre el arrestado, sino que es suficiente con que la petición la haga el juzgado que investiga el caso -en este caso, el de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca- directamente a la justicia rumana.