Público
Público

El presunto autor de los crímenes en una guardería belga será interrogado hoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El joven belga de 20 años Kim D., acusado de irrumpir el pasado viernes en una guardería de la localidad de Dendermonde y asesinar a cuchilladas a dos bebés y a una cuidadora, será interrogado hoy por expertos psiquiátricos.

Según fuentes cercanas a la investigación consultadas por la agencia Belga, el joven se niega a colaborar con la policía y aún no ha hecho ninguna declaración sobre la tragedia ocurrida en la guardería "El país de las fábulas", que será clausurada definitivamente.

Debido a su hermetismo, los investigadores se concentran de momento en averiguar cuáles pudieron ser los motivos que le impulsaron a cometer este crimen, a pesar de que aún no han encontrado ninguna conexión entre el joven y las víctimas.

Desde que fue arrestado poco después de huir del lugar de los hechos en bicicleta y con una mochila en la que llevaba un cuchillo, un hacha y una pistola falsa, Kim D. se niega a comer, por lo que es alimentado con suero en las instalaciones médicas de la cárcel de la ciudad de Brujas.

Le Oficina de Ayuda Jurídica y el Colegio de Abogados le designarán un abogado hoy mismo, "preferentemente alguien que disponga de una cierta experiencia", ha señalado esta misma fuente.

Está previsto que el joven testifique mañana ante la Sala de instrucción, que se pronunciará sobre una posible prolongación de su detención.

Esta mañana se han vuelto a repetir las muestras de afecto hacia los familiares y compañeros de las víctimas de esta tragedia, que ya se hicieron visibles ayer en un homenaje al que asistieron más de 6.000 ciudadanos.

En esta ocasión, han sido los alumnos y el personal del instituto en el que cursó sus estudios el joven, Sint-Carolus de Saint-Nicolas, quienes se han concentrado esta mañana para expresar su apoyo a las familias.

Según ha explicado el director del centro escolar, Herman Keppens, tanto la dirección como la plantilla docente están afectados y "llenos de aversión e incomprensión".

Keppens ha precisado que este antiguo alumno no tuvo desvíos de conducta durante su paso por el centro, donde cursó estudios técnico-sociales antes de empezar un tercer ciclo para convertirse en técnico de farmacia en el que obtuvo "resultados correctos".

Después de sus estudios secundarios, Kim D. se inscribió en la escuela superior Sint-Lieven para estudiar enfermería, pero abandonó el centro después de suspender los exámenes.