Público
Público

El presunto programa de uranio de Corea del Norte contradice su compromiso, dice EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa Blanca acusó ayer a Corea del Norte de contradecir los compromisos de desnuclearización que ha asumido con la comunidad internacional, tras conocerse información que apunta a que posee un complejo para el enriquecimiento de uranio.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, señaló que, si la información revelada este fin de semana es cierta, "contradice las promesas y los compromisos que (las autoridades norcoreanas) han asumido repetidamente ante la comunidad internacional".

Según publicó el diario The New York Times, a comienzos de este mes Corea del Norte mostró un complejo secreto para el enriquecimiento de uranio al científico estadounidense Siegfred Hecker.

Hecker, que informó a su regreso a EE.UU. a la Casa Blanca del material, afirmó que se quedó sorprendido por la capacidad del complejo, en el que vio centenares de centrifugadoras recién instaladas en una vieja planta procesadora de fuel.

Este programa violaría las resoluciones de la ONU y los compromisos asumidos en 2005 en una declaración conjunta, en la que accedió a desmantelar su programa nuclear a cambio de ayudas económicas y energéticas, entre otros beneficios.

El representante especial de EE.UU. para Corea del Norte, Stephen Bosworth, viajó este fin de semana con una delegación intergubernamental a Seúl, para comenzar allí sus consultas con los otros socios del diálogo a seis bandas (las dos Coreas, EE.UU., Rusia, China y Japón) sobre el programa nuclear de Pyongyang.

Hoy se encuentra en Tokio y mañana se trasladará a Pekín antes de regresar a EE.UU., dijo hoy el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

Según ambos portavoces estadounidenses, Bosworth dará cuenta a sus homólogos de la información que EE.UU. ha recibido de Hecker y juntos "coordinarán una respuesta política a sus acciones".

El Gobierno de EE.UU. está analizando la información, ha conversado con el científico y con otras personas que recientemente han visitado Corea del Norte para "tratar de entender lo que les ha sido mostrado y cuáles son las posibles implicaciones", señaló Crowley.

El portavoz del Departamento de Estado señaló, no obstante, que la revelación, si resultara cierta, no "sorprende", aunque sí genera "preocupación", dado que Corea del Norte es un país proliferador en serie.

Recordó que ya en el pasado, en 2002 y los años posteriores, EE.UU. ha sospechado de que Pyongyang quería desarrollar en secreto la capacidad de enriquecer uranio.

EE.UU. no tiene información que indique que Corea del Norte haya desarrollado nuevas capacidades desde la aprobación de la resolución 1874 del Consejo de Seguridad de la ONU en 2009, dijo.

El portavoz incluso calificó la información de "golpe publicitario" por parte de Pyongyang, al asegurar que el régimen de Kim Jong-il "tenía una agenda cuando invitó a los científicos".

Las autoridades norcoreanas mostraron abiertamente una "visión limitada" de su supuesta capacidad para enriquecer uranio y conversaron abiertamente sobre el programa, señaló.

El régimen norcoreano "tiene una agenda según la cual calcula que nosotros tendremos que reaccionar y posiblemente recompensarle por este nuevo acontecimiento", indicó Crowley. "No vamos a hacerlo", concluyó.