Público
Público

Los presuntos etarras detenidos en San Juan de Luz siguen bajo arresto en Bayona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los presuntos etarras detenidos el pasado viernes en una casa de San Juan de Luz (País Vasco francés) siguen hoy bajo custodia en la comisaría de la vecina Bayona, donde los investigadores se centran ahora en los interrogatorios, dijeron a Efe fuentes próximas a la investigación.

Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián, presuntos miembros del comando que atentó en el aeropuerto madrileño de Barajas en 2006, y la pareja que les cobijó en su casa fueron trasladados de nuevo a la comisaría de Bayona anoche, al término del registro, que fue infructuoso, agregaron las fuentes.

Salvo unos mil euros en efectivo descubiertos en poder de Iturbide y San Sebastián, la policía no encontró nada de interés en la vivienda, que también fue peinada por los expertos científicos en busca de elementos genéticos para identificar a otros presuntos miembros de ETA que puedan haber pasado por ella.

Se trata de la vivienda del presunto 'veterano' de ETA José Antonio Martínez Mur y su compañera, Asunción Bengoechea, que fueron arrestados junto a los dos jóvenes activistas, que habían cruzado la frontera pocos días antes.

No había armas ni documentos falsos en la casa, dijeron las fuentes, al señalar que Iturbide y San Sebastián tampoco llevaban documentación auténtica.

En casos de terrorismo, los detenidos pueden permanecer en manos de la policía 96 horas antes de pasar a disposición judicial.

Se da por seguro que los cuatro permanecerán hoy bajo custodia en la comisaría de Bayona.

Dado que los dos presuntos miembros del comando no estaban armados ni llevaban papeles falsos, que entraron hace pocos días en Francia y que, hasta entonces, habían desarrollado al parecer sus actividades esencialmente en España, es dudoso que sus huellas dactilares aparezcan en apartamentos o zulos en Francia.

Por tanto, y salvo un imprevisto, todo indica que se privilegiara la ejecución de las euro-órdenes emitidas por la justicia española en su contra y que serán entregados rápidamente a España.

Si Iturbide y San Sebastián no aceptan voluntariamente su entrega, entonces se necesitará una decisión del Tribunal de Apelación, que puede ser el de Pau (suroeste), cuya jurisdicción abarca el País Vasco francés, o el de París.

En cuanto a Martínez Mur y su pareja, las fuentes consideran que pueden ser procesados por asociación de malhechores con fines terroristas, por lo que serían trasladados a París para su imputación por un magistrado antiterrorista.

Los investigadores tratan de descubrir qué otros miembros del aparato de acogida a activistas de ETA en Francia pueden haber ayudado a Iturbirde y San Sebastián.

La captura de ambos ha permitido completar, según las autoridades españolas, la desarticulación del comando que atentó contra la terminal 4 del aeropuerto madrileño y causó la muerte de dos ecuatorianos el 30 de diciembre de 2006.

El atentado rompió de facto la tregua que ETA había declarado en marzo de ese año y a la que puso fin oficialmente en junio de 2007.

Las detenciones en San Juan de Luz son el primer resultado concreto de la labor del nuevo equipo común franco-español de los servicios policiales de información.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el jefe del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, habían decidido la creación de ese equipo a raíz del asesinato por ETA de dos guardias civiles españoles en el suroeste de Francia el pasado diciembre.

El acuerdo fue formalizado por los ministros de Interior de los dos países, Michèle Alliot-Marie y Alfredo Pérez Rubalcaba, en la cumbre del pasado 10 de enero en París.