Público
Público

"Un Presupuesto que nos protege de los mercados"

Salgado prevé que las "restrictivas" cuentas de 2011 generarán confianza en la economía española e impulsarán el crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La 'confianza' es la partida intangible sobre la que giran los Presupuestos Generales del Estado para 2011 que presentó ayer la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, en el Congreso. Según Salgado, el espíritu de 'austeridad' de los presupuestos generará 'la confianza', que servirá de 'punto de partida del crecimiento', en unas cuentas que reducen el gasto en un 7,9%. Además, el Gobierno cree que los presupuestos son los necesarios para 'proteger' al país de la situación 'volátil e inestable de los mercados financieros'.

Con la vista puesta en la tranquilidad de estos mercados, el equipo de Salgado no ha dudado en meter la tijera a prácticamente todos los capítulos del gasto, con una caída del 8,6% en los recursos destinados a servicios públicos básicos y un recorte del dinero disponible para los ministerios del 15,6%, lo que los lleva al nivel del ejercicio 2006.

El Gobierno dice que hay signos de que se está en el camino correcto

La vicepresidenta insistió en que no se han introducido cambios en las prestaciones por desempleo, una materia muy sensible que los sindicatos temían que fuera objeto de recortes. Aun así, el Estado reducirá un 1,6% las aportaciones a políticas de desempleo.

Según Salgado, los resultados que está dando la política del Gobierno, como la contención del diferencial en la prima de riesgo frente a Alemania, esto es, lo que se paga por el bono alemán a diez años y lo que se paga por el español, dejan ver que el Ejecutivo está 'en el camino correcto'. 'Y en ese camino vamos a seguir', dijo.

Por eso, la vicepresidenta se reafirmó en la previsión del crecimiento del PIB, que cifra en un 1,3% para el año que viene. 'Somos más optimistas que el resto', reconoció sin ambages, pero insistió en que el Gobierno se encuentra 'absolutamente cómodo' con las previsiones que ha realizado.

La tasa de paro terminará este año por encima de lo previsto

Las previsiones macroeconómicas del Gobierno han tenido un cambio en el capítulo del desempleo. Si el viernes se dio a conocer que la tasa de paro que el Ejecutivo espera para el año que viene será cuatro décimas mayor de lo previsto inicialmente (hasta el 19,3%), ayer se publicó que la previsión de paro para este mismo año también se ha ido al alza, hasta un 19,8% frente al 19,4% que se esperaba. Este cambio anticipa que apenas habrá una leve mejoría en el empleo en lo que queda del año, ya que la tasa de paro en el primer semestre está de media en el 20,07%. La vicepresidenta atribuyó este comportamiento a la subida de la población activa un hecho que calificó de 'inexplicable'.

Con los deberes parlamentarios ya cumplidos (el Gobierno ha cerrado el respaldo del PNV para la votación de las Cuentas, lo que le da la mayoría parlamentaria), Salgado advirtió que hay 'muy poco margen' a que las 'sensibilidades' parlamentarias logren cambiar las grandes cifras de los Presupuestos.

Pese a los recortes, la vicepresidenta segunda sacó pecho con la subida del gasto social en proporción a los presupuestos, que alcanza el 58% de los fondos frente al 51,6% del año pasado, o con la subida del gasto en pensiones, que ascenderá un 3,6% en el próximo ejercicio. El aumento en el procentaje en el gasto social se debe no tanto a su subida en términos absolutos (que se queda sólo en el 1,3%) como en el descenso general del tamaño de los presupuestos.

La vicepresidenta insistió en que la reducción del gasto se había hecho 'de forma selectiva' y que lograría cumplir el objetivo de reducción del déficit público hasta el 6% en el próximo ejercicio. 'Un hecho histórico sin precedentes', aseguró.

Economía ha echado mano también a la reforma de algunos impuestos, como el aumento en la tributación del IRPF en las rentas más altas o la mejora de la tributación de las Sicav (sociedades de inversión patrimonial). El impacto de ambas medidas sobre la recaudación será muy limitado, pero Salgado cree que introducen 'equidad' en el sistema.

Por el momento, Economía descarta subir la tributación a las rentas del capital, es decir, al ahorro, aunque la vicepresidenta dejó un cierto margen al debate parlamentario sobre este punto. Además, invocó las medidas adoptadas para las pymes, a las que se da una moratoria para tributar a un tipo reducido aunque superen los ocho millones de euros de facturación.