Público
Público

Pretendiente al trono de Serbia pide a los serbios de Kosovo calma ante la independencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los herederos del trono de Serbia, Aleksandar Karadjordjevic y su esposa Katherine, visitaron hoy Mitrovica, en el norte de Kosovo, para pedir a los serbios calma y tranquilidad ante la inminente declaración de independencia de la provincia.

Ambos acudieron cerca del mediodía a la Iglesia de San Dimitrije, donde se reunieron con una multitud de serbio-kosovares, residentes en esta ciudad, dividida entre las dos principales etnias de Kosovo.

Aleksandar y Katherine instaron a los serbios de Mitrovica a mantenerse en sus casas tras la declaración de la independencia, que se espera para mañana por la tarde.

Destacaron que la independencia de Kosovo es "injusta" para Serbia y que "duele en el corazón" de los serbios porque se les arranca parte de su territorio.

La mejor vía para afrontar esta situación no puede ser la violencia, destacaron, sino el diálogo y la diplomacia.

Mitrovica, dividida por el río Ibar, es el principal foco de atención de posibles tensiones y actos violentos entre los serbios y albaneses, por lo que las fuerzas internacionales para Kosovo (KFOR) han decidido reforzar su presencia allí.

Aleksandar Karadjordjevic nació en 1945 en Londres, cuando su padre Pedro II todavía era por poco tiempo monarca de la entonces Yugoslavia y ha pasado la mayor parte de su vida en el exilio, hasta volver a Serbia en 2000 tras la caída del entonces presidente Slobodan Milosevic.

La familia real recuperó en 2001 el derecho a la nacionalidad y a residir en sus palacios, aunque todavía no hay ley de restitución.

Está casado con Katherine en segundas nupcias desde 1985 y reside hoy en un exclusivo barrio de Belgrado.

En Serbia, la sociedad está dividida sobre una posible reinstauración de la monarquía, aunque Aleksandar y su esposa son bastante populares en el país.

Mientras, en Pristina, todo parece listo para la independencia, que podría ser declarada mañana por la tarde en una sesión extraordinaria del Parlamento.