Público
Público

PREVIA - Paraguay estudia a Nueva Zelanda para pasar primeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Paraguay estudia detenidamente a Nueva Zelanda, último rival que lo separa de los octavos de final del Mundial de Sudáfrica, buscando una victoria el jueves que les permita pasar primeros de grupo y así evitar al rival más fuerte en la siguiente fase.

La selección "albirroja" ha sido hasta la fecha la mejor del Grupo F, tras empatar 1-1 frente a una decepcionante Italia por un fallo del portero sudamericano y ganar cómodamente a Eslovaquia 2-0 al apostar por un dibujo táctico más ofensivo que parece que repetirá ante los neozelandeses el jueves en Polokwane.

"Una forma de perder el partido es estar pensando en que el empate ya nos vale. Lo que tenemos que hacer es pensar en cómo ganamos el partido, no especularlo bajo ningún punto de vista (...) estoy pensando de qué forma podemos hacerle daño a Nueva Zelanda", dijo el entrenador Gerardo Martino.

Y es que el desconocido combinado oceánico, que con el puesto 78 es uno de los clasificados FIFA más bajos en el Mundial africano, mantiene vivo su sueño de pasar a los octavos tras sorprender con sendos empates 1-1 ante Eslovaquia e Italia.

Por eso, Martino no se confía y probablemente volverá a poner de inicio a tres delanteros -con Roque Santa Cruz, Nelson Valdez y Lucas Barrios para perforar la portería rival- repitiendo la fórmula que le permitió ganar, aunque sin brillo, a la selección eslovaca.

Paraguay llega al encuentro sin jugadores sancionados, aunque el defensa Antolín Alcaraz, autor del tanto ante los italianos, y el ariete Óscar Cardozo son duda por lesión. Además, el cuerpo técnico está pendiente de la evolución de Jonathan Santana, quien se recupera de una molestia muscular.

También el centrocampista Enrique Vera y Víctor Cáceres deberán tener cuidado, ya que están amonestados y otra amarilla les haría perderse el posible partido de octavos.

SORPRESA Y JUEGO AEREO

Nueva Zelanda no termina de creérselo. Si empatar ante Eslovaquia fue más de lo que se esperaba de los modestos "All Whites", el empate ante la actual campeona del mundo fue un inesperado regalo para un país con poco más de cuatro millones de habitantes y cuyo deporte nacional es el rugby.

Será porque aún recuerdan su última participación en el Mundial de España en 1982, cuando entre Brasil, Escocia y la Unión Soviética les devolvieron a casa tras endosarles 12 goles.

Ahora podrían ser el equipo revelación del torneo, ya que si suman un punto e Italia y Eslovaquia empatan en el otro partido del grupo, los "kiwis" podrían clasificarse a la siguiente fase con una mejor diferencia de goles.

Los neozelandeses probablemente saldrán con el mismo equipo que plantó cara al combinado de Marcelo Lippi, pese a que tienen entre sus filas cinco jugadores amonestados.

"Vamos a trabajar tan duro como lo hicimos (ante Italia) e incluso un poco más. Tenemos suficiente corazón para salir y hacerlo de nuevo", dijo a Reuters el delantero oceánico Chris Killen.

Sus principales bazas son un poderoso físico, un letal juego aéreo y una zaga en buena forma que ante el combinado "azzurro" resistió 23 disparos, siete de ellos a portería, y que tuvo que recurrir a un dudoso penalti para empatarles el encuentro.

"Han mostrado en sus dos partidos que tienen una importante fuerza física y que son buenos por alto. Hacen buenos contraataques, así que tenemos que seguir haciendo lo mismo que ante Eslovaquia", dijo el defensa paraguayo Paulo Da Silva.

Con cuatro puntos, Paraguay depende de sí misma para clasificarse como primera de grupo, algo que podría ser clave para los octavos, ya que el segundo puesto del Grupo E se lo disputan Japón y Dinamarca, mientras que todo apunta a que la temible Holanda pasará como primera de grupo.

Aún así, el entrenador de los "albirrojos" todavía hace referencia a una diferencia respecto al equipo que deslumbró en una brillante fase eliminatoria para el Mundial: la falta de gol de sus delanteros.

"El partido lo ganamos bien, lo manejamos en todo momento", dijo Martino sobre el partido ante Eslovaquia. "(Pero) deberíamos haber aprovechado la situación en un partido sin complicaciones para marcar más goles", sentenció.