Público
Público

PREVIA- Sudamérica apartará sus diferencias para ayudar a Haití

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Líderes sudamericanos buscarán el martes en Ecuador juntar esfuerzos para ayudar a la reconstrucción de Haití, país devastado por un terremoto en enero, en medio de expectativas por el esperado encuentro de algunos gobiernos divididos por sus posiciones políticas.

La crisis humanitaria que sufre el país centroamericano tras un terremoto que causó más de 200.000 víctimas logró bajar el tono de las pugnas que han enfrentado a los gobiernos de izquierda más radicales con los conservadores, y los ha llevado a trabajar en conjunto para apoyar a esa nación.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, llegará a Quito para la reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en lo que será su primera visita a Ecuador desde un bombardeo del Ejército de ese país a territorio ecuatoriano en marzo de 2008.

Esa operación militar provocó la ruptura de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, que esperan nombrar pronto a sus respectivos embajadores para dar por superada una crisis que amenazó a la región.

A la cita también asistirá el presidente venezolano, Hugo Chávez, un férreo crítico de la relación militar colombiana con Estados Unidos enfocada en el combate al narcotráfico, lo que ha crispado sus debilitados vínculos.

En reuniones anteriores de Unasur, los líderes sudamericanos no han logrado aliviar sus diferencias y por el contrario se han acentuado por mutuas acusaciones e insultos entre Uribe, Chávez y el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

Pero, la tragedia que vive el país más pobre del Hemisferio Occidental podría aliviar las tensiones y hasta lograr un efecto unificador en el próximo encuentro, según analistas.

"Haití puede ser un tema unificador para el continente (...) La desconfianza no desaparecerá, pero esta reunión podría ser un buen respiro", dijo Michael Shifter, un experto del Diálogo Interamericano de Washington.

El ministerio de Exteriores ecuatoriano descartó un encuentro bilateral entre Correa y Uribe. Tampoco se confirmó una cita con Chávez.

HAITÍ DEBE LIDERAR

Los esfuerzos de la Unasur estarán encaminados a buscar acciones para a medio plazo comenzar con la reconstrucción de la nación, pero bajo el liderazgo del Gobierno haitiano.

El presidente de Haití, René Preval, participará en el encuentro regional.

Los gobiernos radicales de la región como el de Venezuela han cuestionado las acciones de Estados Unidos durante la tragedia, especialmente por la presencia de tropas de ese país para distribución de la ayuda y tareas de rescate.

Chávez ha señalado que el Gobierno de Estados Unidos se estaría aprovechando de la tragedia humanitaria para "tomar militarmente" a Haití, ahondando el debate de la relación de Washington con la región.

Su homólogo y aliado boliviano Evo Morales se ha sumado al cuestionamiento. Correa ha mostrado prudencia sobre el tema.

"Queremos que lo mucho o poco que podamos ayudar llegue al pueblo haitiano y el interlocutor valedero, el que debe marcar la prioridad es usted (presidente Preval)", dijo Correa, recientemente en su visita a Haití.

El terremoto dejó a unos 3 millones de haitianos heridos o sin hogar, quienes esperan una mayor y coordinada asistencia humanitaria.

La capital haitiana necesitará al menos entre cinco y 10 años de ayuda internacional para recuperarse, según estimaciones de expertos.