Público
Público

El PRI exige a las autoridades esclarecer el asesinato de un candidato a gobernador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), la segunda fuerza política de México, exigió hoy a las autoridades "más que declaraciones", el esclarecimiento del asesinato ocurrido el lunes de Rodolfo Torre Cantú, candidato priista al gobierno de Tamaulipas.

"Más que declamaciones, reclamamos una investigación ágil y certera que encuentre a los culpables; el PRI y el pueblo exigen resultados", afirmó la presidenta de esa organización, Beatriz Paredes en un mensaje.

Acompañada por la cúpula del PRI, senadores, diputados y gobernadores, Paredes exigió a los demás contendientes y fuerzas políticas a "desechar la guerra sucia como método, a no alentar la polarización, a propiciar la confianza y la colaboración entre los tres órdenes de gobierno".

Paredes aseguró que el PRI está dispuesto a dialogar pero "con liderazgos legítimos y no fruto del oportunismo" de aquellos que buscan "recomponer sus posicionamientos", a los que acusó de ser los responsables de enturbiar el debate y envilecer la política.

Este discurso se produjo horas después de que el presidente de México, Felipe Calderón, miembro del Partido Acción Nacional (PAN), pidiera a los partidos, legisladores, jueces, empresarios, ciudadanos y medios de comunicación "definir entre todos" cuál debe ser la respuesta de las autoridades contra el crimen organizado, tras el asesinato del candidato del PRI.

Torre Cantú, quien figuraba como favorito en las encuestas, fue asesinado a tiros en Ciudad Victoria, capital tamaulipeca, a seis días de las elecciones para renovar el gobierno de Tamaulipas.

La líder del PRI, partido que gobierna en 19 de los 32 estados del país y con mayoría simple en diputados, rechazó en su discurso lo que calificó como "el fermento de una estrategia de lucro que nos agravia".

"Este crimen se realiza en medio de un ambiente de crispación que ha sido y es altamente dañino para la vida nacional y deteriora el destino del país", señaló Paredes.

Aseguró que debilitar a las instituciones democráticas y envilecer la política "es el caldo de cultivo para que la delincuencia pretenda enseñorearse", indicó.

La dirigente afirmó que el PRI siempre ha participado en la solución de las necesidades de empleo, ingreso y seguridad que requiere la gente y por su responsabilidad no ha "respondido a las provocaciones".

Señaló que el crimen de Torre Cantú "se inscribe en el clima de inseguridad que prevalece en el país con 22.770 muertos", según cifras oficiales de diciembre de 2006 hasta marzo de este año, periodo del Gobierno de Calderón.

Recordó que gracias al PRI se logró legitimar a "este régimen" y lamentó que el Gobierno no haya respondido ante las preocupaciones por el subejercicio presupuestario, o por la negativa a investigar el posible uso de las instituciones de seguridad en el espionaje electoral.

Paredes recordó que el PRI no aceptaba debatir la estrategia de seguridad nacional para enfrentar al crimen organizado solo después de lograr la unidad nacional y exigió que la estrategia sea eficaz.

Añadió que los priistas están unidos y no habrá fisuras donde se infiltren la insidia y la manipulación, y agregó que sabrán sobreponerse "al crimen y a la adversidad con entereza y dignidad".

Paredes sentenció que el PRI no permitirá que la violencia propicie el triunfo del caos generalizado o el autoritarismo, y afirmó que la participación electoral es la respuesta más firme a los que pretenden sabotear los comicios.

Además de Tamaulipas, este domingo serán renovados los gobiernos de otros once estados del país, en unas elecciones consideradas un ensayo para las presidenciales de 2012.