Público
Público

PricewaterhouseCooper gestionará la quiebra de Lehman "minimizando el riesgo para el mercado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La consultora PricewaterhouseCooper (PwC) dijo hoy que intentará gestionar la quiebra de varias subsidiarias del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers en el Reino Unido "minimizando el riesgo para el mercado".

En una rueda de prensa en Londres, la consultora especificó que se ocupará en Gran Bretaña de las empresas fallidas Lehman Brothers International (Europe), Lehman Brothers Limited, Lehman Holdings Plc y Lehman Brothers UK RE, mientras que otras dos compañías podrán continuar operando.

Estas subsidiarias se declararon hoy en bancarrota después de que lo hiciera la matriz de Lehman Brothers en Estados Unidos, al no encontrarse un comprador tras intensas negociaciones el fin de semana.

PwC avisó en Londres de que es posible que, a medida que se analicen los libros de cuentas, otras empresas del grupo tengan también que declararse en quiebra.

Los socios de la consultora subrayaron lo "extraordinariamente compleja" que será la tarea de "desentrañar" la red de negocios del banco de inversión, y advirtieron de que se tardará algún tiempo en saber exactamente la dimensión de la bancarrota de las subsidiarias británicas.

En todo caso, los consultores indicaron que esta rama del negocio tenía tanto activos como deudas por valor de "miles de millones de dólares".

PwC señaló que su labor será intentar sanear al máximo las cuentas de las empresas fallidas, aglutinadas bajo el nombre de Lehman Brothers International (Europe), de cara a "mejorar su valor para los acreedores".

En este proceso, se intentará vender parte del negocio para "reducir el tamaño", lo que sin duda conllevará numerosos despidos en el Reino Unido, donde hay contratadas unas 4.500 personas, aunque los consultores no pudieron precisar la cifra.

Tony Lomas, uno de los socios de PwC, advirtió de que es posible que ni siquiera pueda pagarse el salario ni futuras indemnizaciones a los empleados, cuyos sueldos ascendían a un total de 75 millones de dólares.

"La cooperación de los empleados es crítica para que este caso tenga un resultado exitoso", afirmó en la rueda de prensa.

Lomas aseguró que durante el fin de semana se trabajó, con el apoyo del Banco de Inglaterra, para llegar a un acuerdo sobre el futuro del grupo, pero a última hora se constató la quiebra.

"A primera hora de esta mañana dejó de recibirse apoyo" económico de Nueva York, a donde cada día se enviaba la facturación y de donde se recibían el dinero para las transacciones, explicó.

Tony Lomas, Steven Pearson, Dan Schwarzmann y Mike Jervis, socios en PwC, fueron hoy nombrados administradores conjuntos para "reducir paulatinamente" los negocios de una forma lo más ordenada posible, indicó la firma en un comunicado.