Público
Público

La prima de riesgo de España permanece en 341 puntos básicos en la apertura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo de España iniciaba hoy el día igual que lo terminó ayer, en 341 puntos básicos, a la espera del resultado de la cumbre que mantendrán mañana en Bruselas los líderes europeos para hablar una vez más de Grecia y de la recapitalización del sector bancario.

Además, el mercado estará pendiente hoy de la subasta en la que el Tesoro Público español intentará captar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en letras a tres y seis meses.

El rendimiento del bono español caía a primera hora hasta el 5,517 %, desde el 5,527 % de ayer, igual que el bono alemán, que veía bajar su rentabilidad hasta el 2,084 % desde el 2,120 % previo.

De momento, la canciller alemana, Angela Merkel, ya adelantó ayer por dónde irá la reunión de mañana, al revelar que la capacidad crediticia del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) superará el billón de euros, al tiempo que anunció un recorte de la deuda griega de entre el 50 y el 60 %.

Por su parte, Italia, que está en el punto de mira de los mercados por su elevada deuda pública, no aprobará de momento las reformas que le exigió la UE el pasado fin de semana, ya que el Gobierno no logró ayer llegar a un acuerdo sobre la reforma de las pensiones durante la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.

De esta forma, la prima de riesgo italiana empeoraba ligeramente a primera hora y alcanzaba los 382 puntos básicos, uno más que ayer, en tanto que la de Grecia se situaba en 2.040 puntos básicos, frente a los 2.037 previos y la portuguesa subía hasta los 962 desde los 959 de ayer.

Por su parte, Irlanda era el único de los países llamados "periféricos" que veía caer su riesgo país hasta los 588 puntos básicos, desde los 600 de la última jornada.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se cambiaban a esta hora a 373.610 dólares anuales.

Los contratos de futuros que se negocian sobre la deuda europea subían hasta el 134,83 %, desde el 134,77 % previo, mientras que los que predicen el comportamiento de la deuda estadounidense parten hoy desde el 128,14 %.