Público
Público

La prima de riesgo española sube hasta los 385 puntos

La la rentabilidad del bono español a diez años es del 5,71 % por la incertidumbre en la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo española, el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán a diez años y su equivalente nacional, ha subido hasta los 385 puntos básicos por el repunte de la incertidumbre sobre el futuro de la Unión Europea.

Al cierre del mercado, la rentabilidad del bono español a diez años era del 5,71 %, por encima del 5,64 % de ayer, mientras que los títulos alemanes terminaban la sesión en el 1,85 % de interés, similar al 1,86 % de ayer.

En la sesión de hoy, la prima de riesgo española ha sumado ocho puntos básicos y llegó a marcar un máximo intradía de 387 puntos a las 9:37 horas.

En la primera semana del año, el riesgo país ha pasado de los 325 puntos básicos con los que abrió el lunes a los 385 de hoy, lo que supone un incremento de 60 puntos en cinco sesiones.

En los últimos días se han acumulado una serie de informaciones que apuntan a una mayor debilidad económica en la Unión Europea y, en especial, en la zona del euro.

Según el primer ministro griego, Lukás Papadimos, el país podría declararse en bancarrota en los próximos tres meses si no alcanza un acuerdo pronto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE).

La situación económica de Hungría es crítica mientras su moneda, el forinto, cotiza en mínimos, lo que ha obligado al gobierno a pedir un préstamo al FMI y la UE que negociará 'sin condiciones previas'.

Además, la agencia de medición de riesgos Fitch ha rebajado la calificación de su deuda a Hungría, hasta reducirla a 'bono basura'.

La prima de riesgo española ha sumado ocho puntos básicos y llegó a marcar un máximo intradía de 387 puntos

También hay que tener en cuenta que el sistema financiero europeo necesita aumentar sus reservas de capital en un momento en el que los propios bancos no se prestan unos a otros.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, cifró el miércoles en 50.000 millones de euros las provisiones adicionales que necesitan los bancos españoles. Así, los depósitos a un día de los bancos de la zona del euro en el Banco Central Europeo (BCE) alcanzaron hoy el récord histórico de 455.300 millones de euros.

Otros elementos influyentes en los mercados de deuda es la cotización del euro, que continúa por debajo de los 1,3 dólares, y la escalada del precio del crudo debido a las tensiones en Irán.

La prima de riesgo francesa ha cerrado hoy en 151 puntos básicos (12 más que ayer); la belga, en 278 (7 más); la italiana, en 528 (5 más); la portuguesa, en 1.139 (21 menos), y la griega, en 3.307 (22 menos).

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años españoles para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se cambiaban al cierre a 432.860 dólares anuales, muy por encima de los 430.660 de ayer.

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, ha caído por su parte un 0,49 % arrastrada por la apertura en negativo de Wall Street, con lo que el retroceso acumulado en la primera semana del año asciende al 3,24 %.

A pesar de que los datos de empleo en los Estados Unidos han sido mejores de lo esperado, el Dow Jones cedía poco después del inicio de la sesión un 0,34 %, y las grandes plazas europeas se decantaban a partir de entonces por las pérdidas.

El IBEX 35 retrocedía así 40,5 puntos, con lo que terminaba la sesión en 8.289,1 puntos, mientras que el Índice General de la bolsa de Madrid perdía 4,27 puntos, un 0,51 %, con lo que acumula una caída semanal del 3,44 %.