Público
Público

La prima de riesgo italiana ya supera a la española

Es la primera vez desde 2010 e indica que los mercados ven más vulnerable a la economía de Italia. Peligra la estabilidad de euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las señales de las últimas semanas eran claras y se han confirmado hoy. La prima de riesgo italiana llegó a superar esta mañana por primera vez a la española desde 2010 con un diferencial de 400 puntos básicos por los 396 del español.

Esto implica que Italia paga más intereses por sus bonos a diez años que España ya que el rendimiento de los títulos de Estado italianos con respecto a los bund alemanes, que son considerados los más seguros por los mercados, es del 6,251%, por el 6,241% de los españoles.

Pese a que según avanzó el día la prima de riesgo española volvió a superar a la italiana, los datos indican que los mercados empiezan a ver a la economía de italiana más vulnerable que la española, lo que no quiere decir que sea un éxito para España, sino más bien un peligro para toda la zona euro.

Italia es la tercera economía del euro y soporta una deuda del 120% (1,9 billones de euros) con respecto al Producto Interior Bruto (PIB), sólo superada en Europa por Grecia. Si bien su déficit público no es de los más altos del viejo continente, un 4,5%, su crecimiento económico lleva una década estancado en el 0,1%.

Esto es un cóctel letal, ya que si el diferencial sigue aumentando a este ritmo e Italia no crece, la deuda se multiplicará en los próximos años. Ayer, un informe publicado por el Centre for Economics and Business Research en Londres, aseguraba que ante este escenario, la deuda italiana con respecto al PIB podría alcanzar el 150% en 2017, poniéndola al borde de la bancarrota.

Esta mañana, el Instituto de Estadística Italiano (Istat) informó de que la economía italiana creció un 0,3% en el último trimestre. Según el Istat, el crecimiento anual llegará al 0,7%, mientras que el Gobierno esperaba que esa cifra superara el 1%.

España, sin embargo, tiene una deuda del 67,3% y su crecimiento en los últimos años ha sido mejor, pese al frenazo del último trimestre, lo que le coloca en una situación más favorable con respecto a su prima de riesgo. Ahora bien, precisamente por tratarse de la tercera economía de Europa, la UE no podría permitirse un rescate para Italia, que en caso del temido default, acabaría llevándose por delante al resto de países del euro.

El Gobierno italiano aprobó el pasado mes de julio un paquete de ajustes de 48.000 millones de euros, pero los recortes más fuertes están previstos para 2013 y 2014, lo que no acaba de contentar a nadie. Ayer, el gobernador del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, avisó al Ejecutivo de Silvio Berlusconi de que lo adecuado sería adelantar ciertas medidas para lanzar una imagen más rigurosa a los mercados.

En cuanto al crecimiento económico, Berlusconi y su ministro de Economía, Giulio Tremonti, se reunieron en Roma con bancos, patronal y sindicatos para trazar un plan que relance la economía. El problema es que Il Cavaliere, en lugar de comprometerse a trabajar desde hoy, aplazó la respuesta del Gobierno para septiembre, algo que ha sido duramente criticado por los medios italianos este viernes.