Público
Público

La prima de riesgo se toma un respiro tras marcar récords

El Banco Central Europeo podría haber comprado bonos españoles e italianos para aliviar la presión sobre sus mercados. El Ibex logra ponerse en positivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presión que han ejercido los mercados durante toda la mañana se han aflojado a mediodía debido, en parte, a los rumores que circulan sobre una intervención del Banco Central Europeo.

La entidad presidida por Jean Claude Trichet podría haber estado comprando bonos de los países periféricos de la zona euro, entre los que se encuentran España e Italia.  Esta intervención ha logrado controlar las primas de riesgo de ambos países, que durante la mañana han ido de récord en récord.

En concreto, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se relajaba hasta los 335 puntos básicos a las 15 horas, con un interés del 6,088%, tras haber marcado máximos de 383 puntos, con un rendimiento del 6,299%. Durante la mañana ha llegado a alcanzar los 383 puntos básicos.

Por su parte, el 'spread' de los bonos italianos a diez años se relajaba hasta 322 puntos básicos, con un rendimiento del 5,784%, tras marcar un récord de 360,6 puntos.

En el resto de emisores periféricos, la prima de riesgo de Grecia se situaba en 1.448 puntos básicos, con un rendimiento del 16,912%, mientras la de Portugal bajaba a 1.078 puntos, con un interés del 13,295%, y la irlandesa caía a 1.119,9 enteros, con un rendimiento del 13,707%.

Ayer, al cierre de la Bolsa de Madrid, ese mismo diferecial con respecto a los Bund alemanes alcanzó los 336 puntos.

La Bolsa de Madrid también ha sufrido una jornada de vaivenes. Abrió con fuertes descensos, que alcanzaron hasta un 3%& pero poco a poco fue recuperándose. A las 15 horas había conseguido dar la vuelta a la racha negativa y se colocaba en verde recuperando un 0,06% (9.676 puntos). A media sesión perdía ya sólo un 1,51%, situándose en una cota en torno a los 9.500 puntos.

El resto de los mercados europeos siguieron la tendencia negativa de los últimos días, con Lisboa encabezando las caídas con un 3,08 %. París perdía un 2,1%, Londres un 1,4% y Fráncfort un 2 %.

El parqué de Milán, como sucediera ayer, se despertó con sobresaltos por las dudas que despierta su deuda pública (que roza el 120% del PIB) y el plan de ajustes planeado por el Gobierno de Silvio Berlusconi. A primera hora de la mañana registró caídas del 4,7%, aunque la posterior venta de Bonos del Tesoro por un total de 6.750 millones estabilizó la sesión y por la estabilización de los títulos bancarios. A las 13.30 horas la cáida giraba en torno al 0,93%, informa Daniel del Pino.

En la apertura, la prima de riesgo italiana también se disparó. A las 10 de la mañana sobre pasó los 347 puntos, 46 por encima con respecto al cierre de la sesión ayer a las 17.00 horas. Sin embargo, las turbulencias parecían remitir una hora más tarde, con el bono plurianual italiano volviendo a los 330 puntos.


La incapacidad de la Unión Europea para atajar las dudas sobre la fortaleza de los bancos italianos y concretar el segundo paquete de ayuda a Grecia disparaban el lunes el riesgo país de varios países europeos, entre ellos España e Italia -además de Grecia, Irlanda y Portugal-, en un contexto que se agrava este martes.

La reunión que mantuvieron los ministros de Economía de la zona euro se saldaba con escasos avances. Tan solo acordaron 'flexibilizar' los usos del actual fondo de rescate, que podría incluir la compra de deuda griega. Sin embargo, el volumen de participación del sector bancario privado sigue acarreando fuertes discrepancias entre los países miembros. 

Dicho acuerdo ha quedado aplazado hasta septiembre y eso que la gran mayoría de los líderes intentaron con sus declaraciones calmar los ánimos de los mercados, pero a la hora de la verdad no fueron capaces de hacer posturas para evitar dichos ataques especulativos.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) de España -responsables de los vaivenes de la prima de riesgo- se situaban en 334.000 dólares para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años, con lo que se convertían en los décimos más caros del mundo, y los de Italia suponían 284.960 dólares y se situaban en la duodécima posición.

Respecto a los futuros, los que adelantan el comportamiento de la deuda europea subían hasta el 129,35 % desde el 129,14 % precedente, en tanto que los que pronostican la evolución de la deuda estadounidense parten hoy del 126,17 %.