Público
Público

La prima de riesgo, otra vez en máximos

La victoria del PP, desapercibida en un día negro en los mercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tregua no llegó. Ni una sesión, como apuntaban algunos analistas, ni media hora, como había pedido Mariano Rajoy, dejaron los mercados respirar a España. La mayoría del Partido Popular en las elecciones era una noticia demasiado esperada como para competir con la riada de malas noticias con las que tuvieron que lidiar los mercados: desde la debilidad del crecimiento en Asia, hasta los problemas políticos en EEUU, sin despreciar otra negra sesión en el mercado de deuda europeo.

La tregua no sólo no llegó, sino que la deuda española fue ayer la que salió peor parada del ataque de los mercados a los países del euro. La subida de la prima de riesgo fue generalizada, pero la española fue la única que terminó la sesión en máximo histórico, 464 puntos, y eso que en los últimos momentos de la sesión la tensión se apaciguó, ya que durante el día llegó a tocar los 471 puntos. Una tensión que sólo pudo ser rebajada por la intervención del BCE. Ayer, se supo que durante la semana pasada la entidad compró deuda europea por valor de 7.986 millones, frente a los 4.418 de la anterior. El dato disgustó, porque los analistas habían estimado compras cercanas a los 10.000 millones.

En cualquier caso, la tensión de ayer se había desatado por la advertencia de la agencia de calificación Moody's de rebajar a Francia la máxima nota (Triple A) si las tensiones en la deuda continúan. Como una pescadilla que se muerde la cola, esa declaración presionó más al mercado de deuda pública europeo. El diferencial de Francia escaló hasta los 155 puntos desde los 150 en que había cerrado el viernes, pero lejos del máximo (190 puntos) marcado el martes pasado.

Aún así, el ataque se centró más en la deuda española. Primero, porque hoy el Tesoro tiene previsto hacer una emisión de hasta 3.000 millones en letras a tres y seis meses. Además, pesa mucho el miedo a que la cámara de compensación LCH Clearnet amplie la exigencias de garantías a los bonos españoles como hizo con los italianos cuando su prima de riesgo superó los 450 puntos.

El miedo también afecto a la Bolsa. La española perdió un 3,22%, en línea con el resto de europeas y sólo superado por el 4,4% que perdió Milán. En la renta variable pesó mucho la incapacidad de los políticos estadounidenses para llegar a un acuerdo para definir un plan que permita reducir el déficit de EEUU cuya fecha límite es mañana y también la advertencia del viceprimer ministro chino, Wang Qishan, de que estamos ante una recesión económica global 'segura' y 'crónica'. 'Eso ha afectado a un indicador del miedo básico como son los precios de las materias primas. Ayer, se desplomaron y con ellos los valores bursátiles de las empresas relacionadas con ellos', explica Ruben de la Torre, gestor de Renta Variable de Inversis. El caso del Ibex 35 es significativo. El valor que más cayó, un 7,23%, fue Arcelor Mittal, frente al poco más de 3,4% que se dejaron los grandes bancos, y eso que, poco antes de cerrarse la sesión, el Banco de España intervino el Banco de Valencia.

Por otro lado, Standard and Poor's mantuvo ayer la calificación de España en AA- con perspectiva negativa, aunque señala que la victoria por mayoría absoluta del PP puede acelerar algunas reformas.