Público
Público

El primer cara a cara en Cataluña queda en manos de la Justicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los candidatos del PSC, José Montilla, y de CiU, Artur Mas, han acordado protagonizar mañana en TV3 el primer 'cara a cara' entre los dos máximos aspirantes a dirigir Cataluña, un debate en 'prime time' que ha suscitado las quejas del resto de formaciones y que queda en manos de la Junta Electoral.

Los rifirrafes dialécticos de anoche entre Mas y Montilla en el mismo plató de TV3 después del debate a seis -el presentador Josep Cuní y la directora de Televisió de Catalunya, Mònica Terribes, tuvieron que poner paz- ha tenido su continuación a primera hora de hoy con los contactos entre los jefes de campaña del PSC, Jaume Collboni, y CiU, David Madí, que finalmente han sellado un pacto.

Fuentes conocedoras del acuerdo han explicado que el debate -se celebraría a cinco días de las catalanas- arrancará mañana a las 22:30 horas y durará 75 minutos, estará dirigido por Cuní y tendrá cuatro bloques, cada uno de ellos de 15 minutos.

Los bloques versarán sobre "crisis y política económica" (lo iniciará Mas), "relaciones Cataluña-España" (arrancará Montilla), "políticas sociales" (empezará Mas) y "política de pactos" (Montilla será el primero en hablar). Queda abierta la posibilidad de una intervención final de cada candidato.

Todo ello ha tenido el visto bueno del Consell de Govern de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) en una votación de urgencia con nueve votos a favor, dos en contra y la abstención del presidente de la CCMA, Enric Marín, según fuentes del consejo.

Los miembros propuestos por el PPC (Armand Querol) e ICV (Josep Viñeta) son los que se han opuesto al debate a dos, mientras que Marín, afín a Esquerra, se ha abstenido. ERC, sin embargo, ha impugnado la decisión ante La Junta Electoral, como PPC y Ciutadans.

En el recurso del PPC, al que ha tenido acceso Efe, los populares solicitan a la Junta Electoral de la provincia de Barcelona que no autorice el debate en TV3 entre Mas y Montilla por entender que supone un "grave perjuicio" al resto de formaciones catalanas.

El PPC considera que el cara a cara convocado "infringe" una instrucción de la Junta Electoral Central del 13 de septiembre que desarrolla el artículo 66 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral.

Los populares destacan que esta instrucción obliga al medio público que organice un debate en período electoral -TV3 en este caso- a ponerlo en conocimiento de la Junta Electoral pertinente "con cinco días de antelación al inicio de la emisión del debate".

Además, el Consejo Asesor de Contenidos y de Programación de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales ha manifestado hoy que el cara a cara "no es aceptable" porque "margina" a las otras cuatro formaciones políticas con representación parlamentaria.

Las decisiones de este organismo son consultivas y, hace tres semanas, ya dictaminó en contra de los bloques electorales que, pese a ello, TV3 emite cada día en sus informativos.

En el hipotético caso de que la Junta Electoral acabe denegando la celebración de este debate, el director de Comunicación del Grupo Godó, Màrius Carol, ya ha ofrecido la posibilidad de realizarlo en la televisión de este grupo privado, 8tv.

A la espera de la decisión judicial, que podría anunciarse mañana por la mañana, los partidos han proseguido con los actos de campaña.

Artur Mas (CiU) ha confirmado que si gana, situará por primera vez a una mujer al frente del Parlament, Núria de Gispert (UDC).

El candidato del PSC, José Montilla, ha hablado por primera vez en esta campaña del caso Pretoria de corrupción urbanística, que implica a cargos socialistas, pero ha sido para atacar a CiU por la presunta financiación irregular de CDC, al considerar que este partido no ha actuado de forma tan tajante como el PSC.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre (PP), ha parafraseado hoy en Roses (Girona) al escritor ampurdanés Josep Pla para reivindicar para Cataluña un gobierno "que es deixi de collonades" (que se deje de chorradas), ha dicho.

El candidato de ERC, Joan Puigcercós, ha advertido que Mas usa la promesa de negociar un concierto económico sólo como cebo electoral.

El candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha calificado de "muy positivo" el debate televisivo de ayer porque dejó claro que "hay dos modelos económicos opuestos" entre derecha e izquierda.

Por otra parte, una veintena de universitarios de la UAB han despedido al candidato de Ciutadans, Albert Rivera, al grito de "fascista" después de que el político protagonizara un improvisado debate con varios estudiantes tras una conferencia.